Actualmente, la tecnología abre diversas oportunidades para acceder a múltiples servicios. Hoy, con tan sólo poner su huella o acercar su rostro a su dispositivo móvil, éste puede ser desbloqueado o abrir alguna aplicación. Estas características, además de recopilar la información de los usuarios, también sirve como medida de seguridad con el fin de proteger la información que tenga almacenada.

En este sentido, los bancos no se han quedado atrás en dicha medida. A partir de marzo próximo, las entidades estarán obligadas a solicitar sus datos biométricos para realizar diversas operaciones y para prevenir el robo de identidad. Sin embargo, es importante que tome en cuenta qué medidas aplicarán para recopilar los datos.

“No es una nueva obligación. Ésta existe desde agosto del 2018, y marzo del 2020 como fecha límite para que los bancos tengan la infraestructura para realizar la obtención de huellas dactilares”, aseguró Ivonne Muñoz Torres, abogada especializada en temas de ciberseguridad.

De acuerdo con la especialista, la medida únicamente aplicará para todos los usuarios que tengan abierta una cuenta en el banco. Además, advirtió que dicha obligación solamente la tienen estas entidades, ya que el resto de intermediarios como las casas de empeño, cajas de ahorro o cualquier otra institución financiera no deberán solicitarlos.

La también directora de IT Lawyers SC, agregó que, en caso de aún no hayan recabado sus huellas dactilares, los ejecutivos solicitarán sus biométricos cuando contrate nuevas cuentas de depósito, créditos o servicios.

Proceso simple

Respecto al proceso para recopilar los biométricos, la especialista en temas de ciberseguridad detalló que es un trámite sencillo.

“Lo hace un ejecutivo. Mínimo recabará seis huellas. Para ello, el cliente deberá presentar su INE vigente; validará que sus huellas coincidan con las de la credencial. Si dentro de este proceso se valida al instante, el registro habrá concluido y ya se encontrará autenticado en el banco”, dijo.

Muñoz Torres indicó que con dicha medida, al realizar algún trámite bancario, no sólo se agilizará el proceso, sino que también se evitará el robo de identidad a la hora de llevar a cabo dichos trámites.

“Cuando el cliente realice algún trámite de aclaración, actualización o modificación de datos, la única forma de validar que es él será presentando su INE y dejar que sean validadas sus huellas dactilares”, mencionó.

Para mayor seguridad en el proceso, las instituciones financieras deben tener estrictos controles de seguridad que impidan la vulnerabilidad de los equipos con los que los bancos recabarán al menos seis de sus huellas dactilares, además de que los empleados procederán también a registrar sus 10 huellas dactilares, con el fin de garantizar el buen uso de los equipos de registro de datos biométricos.

“El proceso de captura de huellas dactilares deberá impedir que un empleado, directivo o funcionario de la Institución registre sus propias huellas dactilares en sustitución de las del cliente. Las instituciones en todo momento deberán garantizar la integridad de la información biométrica almacenada o trasmitida, así como la conservación, disponibilidad y la imposibilidad de manipulación de tal información”, se lee dentro de las modificaciones realizadas en el 2018 a la Ley de Instituciones de Crédito publicada en el Diario Oficial de la Federación.

¿Y si me niego?

En caso de no estar de acuerdo con brindar sus datos biométricos, tiene la oportunidad de solicitarlo. Sin embargo, existe la posibilidad de ser víctima de robo de identidad y en caso de algún cobro no reconocido éste será pagado por usted.

“Cuando quiera hacer una aclaración, firmará una responsiva donde acepta asumir los riesgos y montos de las reclamaciones que no reconoce con su tarjeta”, detalló Ivonne Muñoz Torres.

Pese a dicha medida, los bancos también tienen la obligación de mostrar el aviso de privacidad, en algún lugar visible de su sucursal, o bien alguno que le pueda ser entregado por un ejecutivo que señale que se recabarán sus huellas dactilares.

bancos solicitarán sus datos biométricos
Bancos solicitarán sus datos biométricos para trámites bancarios.

México, susceptible a robo de identidad

De acuerdo con el Banco de México, el país ocupa el octavo lugar a nivel mundial en robo de identidad. Por ello, la Condusef ha realizado diversas recomendaciones respecto al tema, con el fin de evitar malos momentos o daños que puedan afectar su cartera.

¿Qué son los datos biométricos?

De acuerdo con BBVA México, la identificación biométrica consiste en verificar la identidad de una persona por medio de características físicas, por ejemplo, la voz, el iris o las huellas dactilares. Esto se utiliza para identificar a los clientes que contratan y operan ciertos productos financieros.