Santander México inició el registro de información biométrica de sus más de 17 millones de clientes, ello, como respuesta al mandato de la autoridad.

Las autoridades financieras, con el objetivo de combatir el robo de identidad que venía con cifras crecientes, establecieron que los bancos deberían iniciar el registro de información biométrica de sus clientes. En una primera instancia, se estableció el 2019 como fecha de inicio de esta medida, pero, a petición del propio sector bancario, se dio una prórroga que vence el 30 de marzo de este año.

Este jueves, Santander México informó que ya comenzó este proceso, y se estableció una meta de 145,000 clientes por mes, para llegar a 3.7 millones en una primera etapa. En inicio será en operaciones presenciales.

Para ello, ya puso en operación más de 9,000 equipos de alta tecnología en sucursales, a fin de hacer el registro de biométricos de sus clientes, y ha capacitado a más de 9,200 colaboradores en todo el país.

De acuerdo con el banco, el registro de datos biométricos consiste en la captura de las huellas digitales y del rostro, con un sofisticado sistema, cuyas especificaciones alcanzan los niveles de los servicios de migración internacionales, con equipos certificados por el FBI, que permiten comparar los datos con los registros existentes, como es el listado del Instituto Nacional Electoral (INE), con el fin de lograr la identificación plena de una persona, y de que esta autenticación agregue a las operaciones bancarias un elemento más de seguridad.

La entidad financiera expuso que, aunque el registro de biométricos comenzó desde febrero del 2019 con el enrolamiento de sus colaboradores, hoy ya tiene los primeros 28,000 usuarios registrados, con quienes se hacen casi 42,000 verificaciones biométricas mensuales para sus diferentes operaciones bancarias en sucursal.

“En un futuro se irán incorporando nuevos canales como teléfonos móviles y cajeros automáticos, con los cuales se podrían superar más de 70 millones de operaciones anuales verificadas biométricamente”, destacó.

Santander México agregó que, además de permanecer encriptados con algoritmos de los más sofisticados en el mercado, los datos biométricos se guardan por separado de los datos bancarios de cada cliente, y sólo es durante la consulta de sus operaciones cuando éstos instantáneamente coinciden y desaparecen.

Inversión de $1,000 millones en cinco años

Para cumplir con esta medida, el banco informó que invertirá cerca de 1,000 millones de pesos en los próximos cinco años.

Además, indicó la institución, México será el primer país del grupo español en utilizar la huella facial en la identificación del cliente, y el segundo en usar la huella dactilar después de Brasil, su principal mercado.

Estas biometrías se suman al uso de la huella vocal, que desde el 2013 está implementada en Santander México para operaciones telefónicas.

“Banco Santander ha optado también por conformar una base biométrica prevista de igual manera en la Circular Única de Bancos, como medio de autenticación de clientes en otros canales, lo que además permitirá mejorar la experiencia de los clientes y agregará confianza en sus operaciones”, puntualizó.

¿Cómo los registrará?

  1. El cliente debe presentarse en la sucursal.
  2. Identificarse con la INE.
  3. Se valida el documento en un escáner que revisa candados de seguridad.
  4. Se toman las huellas digitales que se comparan con la base del INE.
  5. Se registra la huella facial.
  6. Cuando el cliente haga operación presencial, se usarán los datos registrados para validar, lo que permitirá detectar cualquier intento de suplantación de identidad.

[email protected]