Querétaro, Qro.- En torno al proceso de semaforización que implementará el gobierno federal -para determinar paulatinamente la reactivación de los estados-, Querétaro podrá tener facultades para robustecer las medidas, pero no para flexibilizar las determinaciones de la federación.

La directora de los Servicios de Salud del estado, Martina Pérez Rendón, puntualizó que solo habrá un semáforo, el determinado por el gobierno federal, a partir del cual si los estados detectan condiciones de riesgo, podrán implementar acciones sanitarias más estrictas.

“Habrá un solo semáforo, sin embargo se hizo la consideración de que los estados podían reforzar, por dar un ejemplo, el semáforo te podría poner en un color naranja, pero si el estado observara un riesgo potencial, el estado puede decidir no flexibilizarlo, es decir, el estado puede adoptar medidas un poco más fuertes o más estrictas de lo que dicte la federación, pero no al contrario. (…) si puede ser más estricto, pero no más laxo y en ese sentido ser la forma en que nos estaremos conduciendo, haciendo la evaluación epidemiológica al interior del estado”

La directora estatal reiteró que la culminación de la Jornada de Sana Distancia no implica que se haya eliminado la pandemia, por lo que instó a que se sigua las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

La Asociación Nacional de Gobernadores de Acción Nacional -a la que pertenece Querétaro-anunció que acordó con el gobierno federal tres acuerdos: incluir criterios, datos y opiniones estatales; tener el consenso estatal previo a la publicación de semáforos, prevista para el jueves; los estados reservan su potestad de endurecer criterios de prevención.

En tanto, este miércoles 27 de mayo, en las instalaciones de la 17 Zona Militar del estado se instaló una Unidad operativa de hospitalización de Covid-19, la cual será utilizada una vez que se detecte que se han rebasado las capacidades hospitalarias de la entidad.

“Lo que se tiene previsto es que una vez que la capacidad del propio estado -con las gestiones que se hicieron con toda previsión- se vieran rebasados, es cuando entraría este hospital en operación”, declaró.

La habilitación de esta unidad corresponde a la determinación del Insabi de formar nuevas instalaciones hospitalarias para atender la pandemia.