A pesar de que en el tercer trimestre comenzó la reactivación económica en la capital del país, luego de la parálisis que provocó el Covid-19, los ingresos del sector terciario en este periodo ascendieron a 92,880 millones de pesos, lo que representó una disminución de 53.4% respecto a julio-septiembre del 2019, estimó la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco) de la Ciudad de México.

El presidente del organismo, Nathan Poplawsky Berry, explicó que las estimaciones surgieron a partir de un estudio que realizaron, donde se recordó que en el mes de julio se incorporaron a la apertura económica restaurantes, hoteles, estéticas, centros comerciales, tiendas departamentales, museos y cines.

Detalló que por ese mes se estimó la generación de ingresos por 23,321 millones de pesos, lo que representó una caída de 63.6%, comparado con julio del 2019.

Para agosto, aunque se registró una leve recuperación de las ventas (principalmente derivadas de la reactivación del comercio al por menor, en servicios de alojamiento, además de preparación de alimentos y bebidas) por fechas como el regreso a clases no se tuvo un impacto significativo, “debido a un menor consumo de material escolar atribuible al aprendizaje en casa”. Los ingresos fueron por 32,297 millones de pesos, que significó una caída de 51 por ciento.

El líder empresarial añadió que en septiembre, sucesos como las fiestas patrias y la apertura al 100% de los comercios del Centro Histórico, así como la incorporación de los gimnasios, mejoraron la dinámica económica.

“Sin embargo, los ingresos fueron de 37,262 millones de pesos, es decir, una caída de 46.4%, con respecto a septiembre del 2019”, expuso.

A estas cifras se le deben sumar el número de empresas perdidas. Hasta el mes de septiembre, se estima que han cerrado de manera definitiva 32,000 unidades económicas, que representan 8.6% del total que hay en la urbe; mientras que 82,000 establecimientos más se encuentran en riesgo de bajar cortinas.

El universo de referencia son las empresas dedicadas al sector terciario que operaban en la Ciudad de México antes de la pandemia, eran alrededor de 377,000 (incluyen mipymes y grandes empresas).

Nathan Poplawsky también destacó que desde el inicio de la pandemia y hasta el mes de septiembre se perdieron cerca de 199,421 empleos formales en la urbe.

De acuerdo con el dirigente empresarial local, entre las razones principales del cierre se encuentran: nulo acceso a algún tipo de apoyo gubernamental, financiamiento privado o préstamo personal; falta de incentivos fiscales, y a que el plan de reactivación económica resultó ser insuficiente para mermar las pérdidas de los meses anteriores.

Expectativas

Sobre las expectativas para el cuarto trimestre del año, Nathan Poplawsky subrayó que “solamente si los empresarios del comercio, servicios y turismo reciben apoyo gubernamental” sería posible que se alcancen ventas por 199,163 millones de pesos, es decir, 29.6% menos que lo que se obtuvieron en octubre-diciembre del 2019.

“De lo contrario, las ventas seguirán en el orden de las que se obtuvieron en el tercer trimestre y cerrarán miles de empresas, con la consiguiente pérdida de empleos”, sentenció.

Asimismo, hizo un llamado a las autoridades, a tomar cuanto antes las acciones necesarias, a fin de pasar a la siguiente fase del semáforo epidemiológico, “pues miles de micro y pequeñas empresas no podrán superar el momento crítico por el que atraviesan”.

Habría revisión del Tren México-Querétaro

De reanudar el Tren de Alta Velocidad (TAV) México-Querétaro, se llevaría a cabo una revisión del proyecto, tras más de cinco años de haber sido suspendido indefinidamente.

El Colegio de Ingenieros Civiles de Querétaro mantiene diálogo con la Agencia Reguladora de Transporte Ferroviario, de la SCT, a fin de participar en la revisión del proyecto, comunicó el presidente del organismo colegiado, Sergio Camacho Hurtado.

El especialista previó que en el trazo no haya modificaciones, debido a que ya se tenía un avance significativo en los derechos de vía por donde transitaría el tren.

La ubicación de las terminales, agregó, será uno de los puntos a revisar, para evaluar el impacto que tendría en la movilidad de los sitios donde se establezcan, tanto en la capital del país como en Querétaro.

estados@eleconomista.mx