La administración de Jalisco, en coordinación con la Banca de Desarrollo, fondos de inversión y organizaciones empresariales, prepara el primer bono de impacto social a llevarse a cabo en el país por medio de alguno de los tres niveles de gobierno.

El instrumento está enfocado en disminuir la vulnerabilidad económica de mujeres jefas de familia que son una gran parte de la población ubicada en situación monoparental.

En entrevista, Cristina Yoshida Fernandes, directora del área de Sociedad de la Información y Economía del Conocimiento del gobierno de Jalisco y encargada de desarrollar el programa, comentó que actualmente las mujeres jefas de familia en la entidad reciben un apoyo financiero mensual o bimestral que les ayuda a disminuir esta vulnerabilidad, pero que no hay recursos suficientes para que salgan de la pobreza por sus propios medios productivos.

El proyecto estatal tiene contemplado que durante 18 meses los inversionistas desarrollen junto con las mujeres elegidas un plan para que sean autosustentables por medio de una micro o pequeña empresa, y 12 meses más para que se vean resultados reales que les permitan dejar atrás la situación de vulnerabilidad.

Generalmente estamos buscando inversionistas que tengan una motivación social tanto financiera, pero estos inversionistas, por supuesto, tienen una expectativa no sólo de ser reembolsados, sino que también de obtener un beneficio y que valga el riesgo y el tiempo que van a esperar, porque son 30 meses de espera para recibir el pago final; todo eso es calculando siempre el lado financiero, pero es bastante modesto en comparación a las opciones de inversión , comentó Cristina Yoshida.

La encargada del programa en Jalisco mencionó que en Estados Unidos y Australia hay bonos mucho más agresivos con un retorno de hasta 20%, e incluso bancas comerciales que también están invirtiendo en ellos debido a que hay mercados más desarrollados en otros países; sin embargo, en México apenas se está iniciando con estos instrumentos.

El costo del programa por familia (mujer vulnerable) será de alrededor de 43,000 pesos, mientras que en proyectos similares de otros países ha sido superior a 100,000 pesos.

Instrumento financiero

Yoshida Fernandes comentó que el bono de impacto social que desarrolla la entidad no es un bono tal cual.

Se llama bono porque así fue denominado por la sociedad del Reino Unido como Social Impact Bonus, pero como instrumento financiero no es un bono, es un contrato. Es un contrato de pago por resultados en donde hay inversionistas, pagadores por resultados y al final, si hay resultados sociales positivos, los pagadores por resultados, incluido el gobierno, reembolsan a los inversionistas y pagan resultado financiero por esto , agregó.

Los bonos de impacto social surgieron en el Reino Unido en el 2010. El primero tuvo la intención de disminuir la reincidencia carcelaria en la ciudad de Peterborough, Cambridgeshire, Inglaterra, donde el gobierno estuvo dispuesto a pagar por resultados en el caso de que alguna orientación pudiera disminuir esos indicadores criminales.

En América Latina ya se llevaron a cabo tres emisiones de impacto social. En Colombia lanzaron el 31 de marzo uno enfocado en aumentar la empleabilidad en la población con situación de riesgo. Mientras tanto, en Brasil hay un bono orientado a la educación y disminución de la deserción escolar y otro para poder transferir pacientes en situación crónica que están en el hospital para que tengan acceso a tratamiento en su casa; ambos están en la etapa de diseño.

En México, el gobierno de Chiapas firmó un contrato por pago de resultados con la Fundación Escalera para mejorar indicadores en temas de educación.

[email protected]