Querétaro, Qro. Tras haber estado en pausa por más de dos meses, la industria automotriz de Querétaro ve una oportunidad de crecimiento en el marco de la entrada en vigor del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

El presidente del Clúster Automotriz de Querétaro, Renato Villaseñor Mendoza, expuso que la industria local trabaja en generar estrategias para cumplir con las nuevas reglas de contenido regional, lo cual podría ayudar a compensar el detenimiento que ha tenido el sector a causa del Covid-19.

“Es una situación la cual nos ayuda y nos abre la posibilidad, creemos que son buenas oportunidades que nos ayude a ir compensando un poco el efecto que hemos tenido en el año”, destacó.

Para cumplir con las nuevas reglas de origen, la industria visualiza un área de oportunidad en reducir la tendencia de atraer importaciones asiáticas de piezas para vehículos eléctricos: tarjetas electrónicas, conectores, entre otros elementos, en los cuales han comenzado a instalarse empresas de estos rubros en la entidad.

De igual forma, se proyecta hacer sinergia con empresas instaladas en el territorio mexicano para que provean de piezas metálicas como forjas y procesamiento de piezas de aluminio.

Además, con fabricantes de equipo original se estudian nuevas vertientes de componentes para cumplir con el incremento gradual en el nivel de contenido regional.

El T-MEC plantea periodos de transición para cumplir con el valor de contenido regional en la industria automotriz; en vehículos ligeros y camiones ligeros, arrancó el 1 de julio con un valor de contenido regional de 66%, un año después (1 julio del 2021) de 69%, en seguida (1 julio del 2022) de 72% y (1 de julio del 2023) de 75 por ciento.

También plantea aumentos graduales en el valor de contenido laboral, autopartes esenciales, autopartes principales y autopartes complementarias.

Ante la pausa que enfrentaron las cadenas de suministro, a causa de la pandemia, un par de empresas del clúster optaron por sustituir importaciones asiáticas con empresas nacionales, debido al desfase que hubo en la pausa de las líneas de producción de acuerdo con el avance de la pandemia en las diversas regiones del mundo.

“Los contagios empezando en Asia, Europa, América, nosotros fuimos los últimos en parar y también los últimos en arrancar, entonces cuando estábamos arrancando la cadena de suministro del mundo ya estaba activa”, refirió Renato Villaseñor.

La industria automotriz del Querétaro se conforma de al menos 316 compañías: 200 Tier 2, 104 Tier 1, siete fabricantes de equipo original, cuatro centros de diseño e investigación y un centro nacional de distribución. Antes de los efectos de la pandemia, este sector generaba 65,000 empleos.

Entre los socios del Clúster Automotriz generan 32,000 empleos, una producción anual de 3,200 millones de dólares y compras anuales por más de 2,120 millones de dólares.

[email protected]