La Iniciativa Privada (IP) del Estado de México alertó que podría generarse un incremento en los precios de producción por la eventual aprobación de la propuesta de reforma eléctrica planteada por el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador.

El presidente del Consejo de Cámaras y Asociaciones Empresariales del Estado de México (Concaem), Gilberto Sauza Martínez, aseguró que el impacto negativo sería tanto para las empresas como los hogares mexiquenses.

“Es sumamente desalentador pensar que después de los meses tan complicados que ha vivido el sector empresarial para mantenerse en pie, los cierres prolongados y el despido de personal, ahora se venga encima un incremento en el precio de un insumo tan indispensable como la electricidad”, detalló.

El empresario manifestó que uno de los caminos que podrían contrarrestar esta situación es que el gobierno federal incremente los subsidios que se otorgan en la energía eléctrica para no afectar las actividades económicas estatales y a los consumidores.

“Pero esto sería un golpe a las finanzas públicas, sólo el año pasado se asignaron 73,000 millones de pesos en subsidios a la electricidad; no vemos cómo esta cifra pueda crecer aún más”, advirtió.

Adicional, expuso que se prevé que pueda haber demandas a nivel local por parte de inversionistas privados que vean en este cambio de reglas una violación a sus intereses y capitales aplicados, así como el establecimiento de un monopolio en torno a la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

La propuesta planteada también afectará “de manera tajante” la libre competencia, la oportunidad de mejorar la calidad del producto y servicio que reciben los mexiquenses.

Análisis

El líder de los empresarios en el Estado de México hizo un llamado a los legisladores federales para analizar y tomar una decisión en beneficio de toda la población.

“El Poder Legislativo tiene un papel fundamental hoy más que nunca para responder a la ciudadanía y evitar una decisión que traería encarecimiento de productos, desabasto y falta de confianza para la llegada de nuevos capitales al país”, comentó Gilberto Sauza.

Refirió que los puntos fundamentales que se deben de tomar en cuenta son ampliar el número de proveedores, mejorar la calidad de las opciones de servicio que tiene la población y no por el contrario, aplicar medidas que resultan expropiatorias.

“Es indispensable que la Comisión Reguladora de Energía continúe en funciones justo para garantizar el uso de energías limpias, la libre competencia y el abasto para todo el país. En este sentido, la Comisión Federal de Electricidad no puede, ni debe ser juez y parte”, puntualizó.

estados@eleconomista.mx