Uno de los efectos colaterales de la pandemia de Covid-19 es que los estados muestran un estancamiento en transparencia fiscal.

Además, un factor que está agravando en mayor medida la falta de rendición de cuentas es el proceso electoral y todo su devenir, precisó el Índice de Transparencia y Disponibilidad de la Información Fiscal de las Entidades Federativas (ITDIF) de aregional.

Al presentar el ITDIF 2021 (indicador estadístico y acumulativo que determina el nivel de disponibilidad y calidad de la información financiera y fiscal de los subnacionales), Noemí García Carrillo, directora de Transparencia y Rendición de Cuentas, explicó que el promedio nacional alcanzado fue de 77.89 de 100 puntos, lo que representó una reducción anual de 0.51 puntos.

Este resultado también significó que por segundo año consecutivo hubiera un retroceso, en buena parte derivado de que la calificación del ITDF 2020 ya reflejaba los efectos de la pandemia.

La leve baja de 0.51 puntos que presentó el promedio obtenido sucede en un contexto doblemente complicado. Por un lado, está la pandemia y el rezago que ha provocado en transparencia, y está el proceso electoral desde gubernaturas, diputaciones locales, ayuntamientos y alcaldías”, dijo.

La especialista detalló que en los 20 años de evaluación continua del ITDIF el comportamiento del promedio nacional solía mostrar una tendencia a la baja en los años de elección presidencial (2006, 2012, 2018) y al alza en elecciones intermedias (2009 y 2015), sin embargo, este 2021 se fue en contra de la tendencia previa.

Resultados

Los resultados del ITDIF se clasifican en tres niveles, según la puntuación obtenida. El primer grupo son los Estados Transparentes en información fiscal, con puntuaciones superiores a 85.0 puntos; en el segundo bloque, Estados con Suficiente transparencia fiscal, con puntuaciones mayores o igual a 70.0 puntos y menores de 85.0 puntos, y en el tercer nivel, Estados Deficientes en transparencia fiscal, con puntuaciones por debajo de los 70.0 puntos.

La medición consta de cuatro etapas: desarrollo de la metodología; acceso a la información disponible en cada una de las páginas electrónicas; análisis de datos y elaboración del informe, y difusión de la información obtenida.

También se integraron seis bloques: marco regulatorio, marco programático-presupuestal, costos operativos, rendición de cuentas, evaluación de resultados y estadísticas fiscales.

En la versión 2021 del ITDIF, 11 entidades se agruparon en el bloque de Estados Transparentes, ya que todos ellos utilizaron efectivamente la información. En este bloque están en primer lugar el Estado de México y Querétaro con 98.68 puntos, los más transparentes del país. En el segundo puesto se encuentran Guanajuato y Yucatán con 97.20 puntos, y Quintana Roo entró por primera vez al podio, con 95.03 puntos.

En el nivel de Estados con Suficiente transparencia fiscal hay 14 entidades, lo que significa que es el bloque con mayor número de entidades (estos estados si bien cumplieron con la mayoría de información, también presentaron problemas en algunas variables).

En el tercer bloque, el de Estados Deficientes, se colocaron siete de las 32 entidades, quienes presentaron información desactualizada.

Las entidades con mayor rezago en transparencia son Ciudad de México (con 49.47 puntos) en el lugar 27, Tlaxcala (46.99 puntos) lugar 28 y Guerrero (34.57 puntos) en el lugar 29.

De los tres estados con los peores resultados, la capital del país fue la única que incluso perdió puntos respecto al año previo. 

estados@eleconomista.mx