Puebla, Pue.  En el Clúster Automotriz de la Zona Centro (Clauz), conformado por Puebla y Tlaxcala, confían que en el 2021 pueda crecer la producción 22% respecto al año que concluye, tras considerar que fue difícil, aunque no hubo quiebra de empresas y despidos.

Mónica Doger Ramírez, directora general del organismo con 60 empresas afiliadas, comentó que esta industria es de las que más pronto ha regresado al 100% de las operaciones, pese a parar tres meses cuando inició la pandemia de Covid-19.

Indicó que las armadoras Volkswagen y Audi, así como su cadena de proveedores vienen recuperando la producción, porque los mercados internacionales también lo están haciendo y eso resulta positivo.

Comentó que los 170,000 empleos se preservaron en la industria automotriz de la zona centro y eso habla bien de un sector fortalecido que es motor de la economía de Puebla y Tlaxcala, las cuales han resentido en otros rubros productivos los efectos de la pandemia de Covid-19.

No obstante, dijo que tanto las armadoras, como autoparteras deben seguir procurando que las medidas sanitarias se cumplan por el personal y no bajar la guardia en el cierre de año, para evitar tener contagios al interior de las fábricas, pero que el personal también replique esa prevención en sus casas.

”En el clúster estamos apoyando para que se fortalezca el desarrollo humano, proveeduría, innovación y tecnología, elementos que son necesarios para ser competitivos en la industria automotriz, donde Puebla tiene un papel importante no sólo como productor de vehículos sino como generador de suministros”, ahondó.

Más afiliados 

Doger Ramírez destacó que también en la agrupación tuvieron un crecimiento del 47% de socios, lo que demuestra que hay el interés por ser parte y contribuir en tener una representación sólida a nivel nacional, ya que son de la red de nueve clústeres en la industria automotriz.

En este tenor, dijo que también buscarán un porcentaje similar de afiliación, porque cada vez más empresas se convencen de que necesitan esta alianza para ser más competitivas  y que les permita acceder a mejores canales de comercialización.

Por otro lado, dijo que concluyeron el mapeo con 85 proveedoras para ver cuáles son las fortalezas y debilidades en inventarios y logística que tienen cada una, para buscar apoyarlas como clúster, afiliarlas si aún no lo están y gestionar financiamientos para que puedan subir de nivel, ya que 30%, al menos de los socios son Tier 2 o Tier 3.

“Ese proyecto se terminó y tenemos resultados; por lo que ahora vamos a la última fase que es implementar el desarrollo de planes de trabajo y resolver esas estrategias de las empresas que tengan interés por ir a otro nivel”, ahondo.

kg