Luego de seis meses cerrados, los gimnasios de la Ciudad de México podrán reabrir sus puertas a partir de este lunes 21 de septiembre, como parte de la estrategia de las autoridades locales para impulsar la reactivación económica en la capital del país, la cual se mantendrá esta semana en semáforo epidemiológico color naranja.

Para poder reabrir sus puertas, estos negocios deberán cumplir con las reglas sanitarias básicas y otras medidas anunciadas el pasado viernes por José Merino, director de la Agencia Digital de Innovación Pública del gobierno capitalino:

  • Sólo se permitirán actividades individuales con peso, ya sea libre o integrado.
  • El aforo no deberá ser mayor al 30% de la capacidad.
  • El tiempo máximo de permanencia de los usuarios será de una hora.
  • Uso obligatorio de cubrebocas "todo el tiempo que no interfiera con la actividad física".
  • Generar sistemas de citas para la asistencia a las instalaciones.
  • No se podrán dar clases grupales en salones cerrados.
  • Usar ventilación natural. De no ser posible, el sistema de ventilación sólo podrá operar con recirculación de un mínimo de 40% hacia el exterior. 
  • Queda prohibido el uso de saunas y baños de vapor.
  • El mobiliario y equipo deberán acomodarse mínimo a 2 metros de distancia entre usuarios.
  • Inhabilitar mobiliario en el que no pueda mantener la sana distancia.
  • No se permite la operación de bebederos.
  • Las personas que atiendan a clientes deberán usar cubrebocas y careta.
  • Implementación de filtro sanitario al ingresar.
  • Desinfección de superficies, mínimo seis veces al día.

De acuerdo con la Asociación Mexicana de Gimnasios y Clubes (Amegyc), en la capital suspendieron actividades entre 2,500 y 3,000 centros deportivos.

La asociación que representa a las principales cadenas de gimnasios en México ha reportado que el sector registra pérdidas mensuales de alrededor de 2,000 millones de pesos desde que tuvieron que cerrar sus puertas ante la pandemia de Covid-19.

El pasado viernes 18 de septiembre, la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum reportó que en la última semana se registró una "muy ligera reducción" de personas hospitalizadas, por lo que se mantendrá el semáforo naranja del 21 al 27 de septiembre, aunque ya sin la alerta aplicada en semanas anteriores.

kg