Las ventas comparables de los afiliados a la Asociación Nacional de Tiendas de Autoservicio y Departamentales (ANTAD) volvieron a terreno positivo durante marzo, pues registraron un crecimiento anual de 6.5 por ciento. Se trata de su crecimiento más alto desde febrero de 2020, mes previo a las medidas de confinamiento, y cuando las ventas registraron una tasa positiva de 7.5 por ciento. Cabe recordar que el indicador ya había registrado crecimientos en los meses de octubre y noviembre (2.8% y 2.6%, respectivamente).

A tiendas totales, el crecimiento de las ventas de la ANTAD fue de 8.8 por ciento. Las ventas al tercer mes ascendieron a 328,600 millones de pesos. Cabe recordar que durante marzo, disminuyó el número de entidades en semáforo rojo y naranja y se continuó con la reactivación de actividades. Además, la Semana Santa abarcó unos días de marzo, y también se registró el puente por el natalicio de Benito Juárez.

El dinamismo registrado en las ventas de la ANTAD durante marzo coincide con el de otro indicador de consumo: la venta de autos. La industria automotriz también logró un respiro en marzo pasado, al incrementar sus ventas 9.1% a un año de la presencia de la pandemia del Covid-19. Se trató de su primera variación anual positiva desde febrero de 2020 (0.3%).

Para los próximos meses, se prevé que dichos indicadores continúen mostrando tasas positivas, apoyados por una baja base comparativa, ya que en 2020 se registraron pronunciados desplomes a partir de abril.

Además, en marzo los indicadores de confianza empresarial de los tres sectores que mide el Inegi (manufactura, construcción y comercio) tuvieron variaciones anuales positivas por primera vez desde el inicio de la pandemia.

empresas@eleconomista.mx