La empresaria noruega de fertilizantes Yara apuntó que la guerra comercial puede ser una oportunidad para la proveeduría nacional y diversificación para el sector agroalimentario, actualmente en México su venta asciende a 650 millones de toneladas de producto, dándoles una participación del 13.5% del mercado nacional; la meta es llegar al 20% de mercado en 2023 con 1,000 millones de toneladas.

“México está en el top 10 de productores a nivel mundial, el producto interno agrícola está creciendo, igual las exportaciones, se estiman 32,000 millones de dólares. Entonces sí, el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) puede afectar a toda la parte agrícola, pero también se crea un área de oportunidad para agricultores, por ejemplo, en maíz tenemos un déficit, si logramos hacer que el productor produzca más, ese maíz lo podemos comercializar dentro”, dijo Rodrigo Prom, gerente de marketing de Yara México.

Agregó que la economía en México es sólida, por lo que existe confianza en el desarrollo nacional, con inversiones anuales de aproximadamente de un millón de dólares, enfocados principalmente en los ensayos locales, donde participan 14 agrónomos, quienes hacen la investigación de campo.

“México está en la mira a nivel global para que en un futuro pueda haber inversiones de plantas productivas”, comentó el directivo, y es que en México solo cuentan con centros de distribución, dos en Veracruz, una en Manzanillo, una en Topolobampo y en 2019 esperan sumar Puerto Chiapas y Puerto Progreso.

Yara en el continente de América cuenta con dos plantas de producción en Brasil, dos más en Colombia, una en Trinidad y Tobago y una más en Canadá.

En México el modelo de negocio es con distribuidores 150 de ellos hacen el 80% de su cartera de clientes, además de venderle a empresas como Noiman Group, quienes son exportadores de café California.

Prom dejó entrever que no se descarta el crecimiento orgánico para la compañía en nuestro país, es decir, la compra de algunas empresas para fortalecer su oferta y presencia; aunque el crecimiento orgánico continuará siendo una prioridad rumbo a la meta 2023 de un millón de toneladas comercializadas, para este 2018 esperan alcanzar los 700 millones de toneladas, siendo su principal sector maíz, seguido de café y aguacate.

[email protected]

erp