Sergio Marchionne, gravemente enfermo, tendrá que pasar el relevo: en su lugar, Fiat Chrysler (FCA) nombró al presidente de Jeep, Mike Manley, y Ferrari eligió al de Philip Morris, Louis Carey Camilleri.

Marchionne también era presidente de CNH industrial y será sustituido por la británica Suzanne Wood, anunció el último de los tres grupos controlados por la familia Agnelli.

En un comunicado, FCA anunció "con profundo dolor que esta semana Marchionne sufrió complicaciones inesperadas durante su recuperación tras una operación, que empeoraron seriamente estas últimas horas. Por lo tanto, Marchionne no podrá retomar el trabajo".

Los administradores de los tres grupos se reunieron el sábado por la tarde con carácter de urgencia para tratar esta sucesión anticipada.

Marchionne, de 66 años, se sometió a una operación quirúrgica en junio, oficialmente del hombro derecho. Su última aparición pública se remonta al 27 de junio, cuando él, hijo de un carabinero, entregó un Jeep a los carabineros de Roma.

El ejecutivo italocanadiense, que se puso al frente de Fiat en 2004, pretendía pasar las riendas de FCA en 2019.

En 14 años, remodeló profundamente el grupo, sacando a flote a Fiat y aliándolo en 2014 con el estadounidense Chrysler, y desprendiéndose de una parte de las actividades de maquinaria pesada/camiones en 2011 para crear CNH Industrial y, por otro lado, Ferrari en enero de 2016.

John Elkann, nieto de Gianni Agnelli y antaño director general de Exor, el holding familiar que posee cerca del 30% de Fiat, 27% de CNH Industrial y 23% de Ferrari, afirmó estar "profundamente triste".

"Es una situación que hace tan solo unas horas era impensable, y que nos deja a todos con un verdadero sentimiento de injusticia. Pienso en Sergio y en su familia", afirmó en un comunicado de FCA.

Jeep en el núcleo de la estrategia

Así, el británico Mike Manley (54 años) y consejero delegado de Jeep y de Ram (camionetas y furgonetas) se encargará de tomar el relevo.

Manley se puso al frente de Jeep en 2009, en plena tormenta en el sector del automóvil estadounidense. Bajo su dirección, el constructor estadounidense pasó de 337,000 vehículos vendidos en 2008 - 80% en América del Norte -, a casi 1,4 millones en 2017, y espera vender 1,9 millones este año.

Según Morgan Stanley, Jeep debería representar por sí solo casi el 70% de los beneficios del grupo este año.

Es una de las marcas "Premium", junto con Alfa Romeo o Maserati, en el núcleo del plan estratégico 2018-2022 presentado por Marchionne a principios de junio, en paralelo al desarrollo de vehículos híbridos y eléctricos.

"Puesto que FCA busca un sucesor desde hace un tiempo y como el sucesor participó en la elaboración del plan a cinco años anunciado recientemente, la transición podría realizarse, pese a todo, con suavidad", declaró a la AFP Stephanie Brinley, experta en el sector automovilístico del gabinete IHS Markit.

Una transición que también podría verse facilitada por el vigor de FCA, que registró nuevos resultados récords en 2017 y llevó a cero su deuda neta industrial a finales de junio, mientras que a finales de 2014 era de 7,700 millones de euros.

Por otro lado, las funciones de Marchionne en Ferrari se desdoblarán: John Elkann será su presidente y Louis Camilleri fue nombrado administrador delegado.

Nacido en 1955 en el seno de una familia maltesa en Alejandría (Egipto), Camilleri empezó a trabajar en 1978 en Philip Morris, del que era consejero delegado desde 2002, estando el grupo muy ligado a Ferrari por ser el patrocinador de la Scuderia.

abr