Los ingresos generales de Teléfonos de México (Telmex) descendieron 13% entre los años 2014 y 2019, y se ubicaron en 93,244.5 millones de pesos al 31 de diciembre del año pasado; en cifras redondas, 13,700 millones de pesos menos que cinco años atrás.

El descenso coincide con las fechas en que la compañía fue declarada por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) como el agente económico preponderante de las telecomunicaciones fijas en el país, por lo que desde entonces se sujetó a distintas medidas regulatorias, como la aplicación de tarifas de interconexión a cero pesos y la desaparición de cargos por las comunicaciones de larga distancia nacional que también impactaron a las finanzas de otros operadores.

La empresa ha venido combatiendo desde el año 2014 diversas de esas disposiciones en tribunales, con resultados mixtos entre reveses y victorias, y con otros recursos legales todavía en proceso en varias instancias judiciales, entre ellas en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Telmex tuvo en 2015 su último año con ganancias, de 3,214 millones de pesos; pero éstas estuvieron muy por debajo de los 6,277 millones del 2014. Para el ejercicio de 2016, la compañía reportó por primera vez una pérdida de 1,764 millones de pesos y ésta se incrementó a 8,648 millones de pesos en 2019, que por su parte también multiplicó por dos la pérdida de 2018, entonces de 4,017 millones de pesos. Telmex hila cuatro años consecutivos de pérdidas financieras.

En el mismo periodo de 2014-2019, los compromisos de Telmex por pagos de primas y pensiones aumentaron 128 por ciento. La telefónica pagó 12,112 millones de pesos por esos rubros en 2014, dinero equivalente en alrededor de un décimo de los ingresos por 107,000 millones de pesos logrados en ese año.

Para el año 2019, los pagos por primas y pensiones se ubicaron en 27,679 millones de pesos, casi un tercio de lo que Teléfonos de México ingresó en todo ese ejercicio.

Los pagos por primas y pensiones para todo 2019 también estuvieron un 18% arriba de los ingresos de Telmex para el trimestre octubre-diciembre de 2019, de 22,847 millones de pesos, el mejor para la compañía en ese año, pero que estuvieron 11% debajo de los 25,674 millones de pesos del periodo octubre-diciembre de 2018.

“A diciembre 2019, se tienen contabilizados 38,383 empleados jubilados a los que se les pagaron en 2019 pensiones y antigüedades por 27,679 millones de pesos (…) En 2018 esos pagos ascendieron a 25,512 millones de pesos”, informó Telmex a los inversionistas en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

La compañía tiene mandatada la obligación de escindir su brazo mayorista en una nueva entidad empresarial que atenderá a terceros operadores y la misma Telmex en la compra de capacidad de servicios para el consumidor final. Se estima que serán 14,000 empleados los que pasarían a conformar la nueva compañía desde el 31 de marzo de 2020 y de esa cifra habría que definir todavía la cuota de trabajadores jubilados que pasarían a ser parte de ella.

Teléfonos de México terminó diciembre de 2019 con 9.7 millones de suscritores únicos, que a su vez tenían contratadas 21 millones 992,000 cuentas, entre líneas de Internet y telefonía fija: 12 millones 299,000 líneas de voz y 9 millones 693,000 de banda ancha.

La inversión de Telmex en el trimestre octubre-diciembre de 2019 se ubicó en 5,301 millones de pesos.