Teléfonos de México registró una pérdida neta de 3,553 millones de pesos entre abril y junio de 2019, 103.96% arriba de los 1,742 millones de pesos anotados como pérdidas para el mismo trimestre de 2018.

Telmex ya había generado una pérdida neta interanual de 6,058 millones de pesos al cierre de marzo pasado, una profundización de 67.94% en relación con las pérdidas de marzo del 2018, por lo que entonces las pérdidas de junio de 2019 se vuelven más significativas para la operación de la compañía.

La telefónica, aun con ese indicador, invirtió 3,209 millones de pesos en el segundo trimestre del año para ampliar sus redes de acceso y otros elemento de infraestructura que llegan al hogar, 65.4% más respecto a lo dirigido al crecimiento de sus redes en el periodo enero-marzo —2,099 millones de pesos— y también un tanto arriba de los 3,141 millones de pesos dirigido al crecimiento de su infraestructura entre abril y junio de 2018.

Los ingresos de Telmex sumaron 22,782 millones de pesos en el trimestre, un decremento de 3.5% frente a lo conseguido hace un año. La empresa atribuye este resultado a menores ventas por interconexión y colocación de equipos, pero atenuado, en parte, por los negocios de internet y servicios corporativos.

Telmex reportó un EBITDA de 5,393 millones de pesos, superior a los 4,167 millones de pesos de hace un año.

La compañía cerró junio de 2019 con 9.9 millones de suscriptores únicos, que a su vez significan 22 millones 311,000 cuentas de servicio: 9 millones 722,000 de banda ancha atendidos por Infinitum y 12 millones 589,000 líneas fijas de voz de Telmex.

abr