Van 21 meses de alzas continuas en las tarifas para mirar televisión de paga en México. Por cualquiera que sea el canal de distribución, por cable o por satélite, prácticamente todas las ofertas disponibles en el mercado se han incrementado en doble digito desde septiembre del 2015 en que Axtel anunció la primera subida de precios en el sector y hasta hoy, que Izzi Telecom informa sobre una nueva elevación a los costos de sus paquetes para el consumidor.

En 21 meses, es cierto, han aparecido nuevos paquetes y algunos de ellos más al alcance del bolsillo, incluso en prepago; pero igualmente es verdad que las ofertas no mejoran en cantidad o calidad de programación que recibe el usuario, pues además éstos también son los directamente afectados cuando los proveedores se pelean por la disponibilidad y transmisión de contenidos y entonces los consumidores terminan recibiendo un producto que no habían contratado y en ocasiones canales repetidos de la televisión abierta. Un ejemplo de esas desavenencias entre empresas es el caso que en la última parte del 2016 protagonizaron Megacable y el Grupo Televisa.

NOTICIA: Choque con Televisa pegó al negocio de TV de Megacable

En septiembre del 2015 el fundamento para elevar los precios de los paquetes de TV de paga fue el despegue del tipo de cambio peso-dólar por distintos factores como la coyuntura económica al interior del país y las externalidades desatadas por el fenómeno Donald Trump que encarecieron el dólar y por consiguiente los insumos como los contenidos televisivos e infraestructura que cotizan en moneda estadounidense.

Pero desde entonces, las perspectivas sobre el desempeño futuro de la economía mexicana no indican más que mejorías. El Banco de México y las secretarías de Hacienda y Economía han modificado al alza la expectativa de crecimiento para el país en 2017, gracias a reportes positivos del Inegi. Todavía este martes 13 de junio, el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) elevó hasta el 1.9% su proyección más conservadora de crecimiento para México en el año.

En los mercados cambiarios, el peso, por su parte, ha ido estabilizando su comparación con el dólar. Y si bien la divisa mexicana reporta negativos con el dólar desde el 2013 y se depreció 19.92% en todo el 2016, también es cierto que desde el 30 de diciembre pasado y hasta hoy ha logrado un 12.51% en la mejoría de su valor. Si el dólar cerrara el 2017 en 18.05 unidades, como ocurrió este día en los mercados, sería el mejor año para el peso desde el 2012.

undefined

Sólo quedaría por resolver el fantasma de la inflación que provoca miedo en los mexicanos y pérdida de poder adquisitivo, encareciendo bienes de consumo básico y otros no tanto, como la TV de paga. La inflación se ubicó en 5.8% durante abril y en 6.17% en la primera quincena de mayo de este año, resultado de diez meses continuos de alzas en prácticamente todos los bienes y servicios, pero el Banxico confía en que la inflación descenderá niveles entorno al 4% para cuando finalice el 2017.

Estos factores son los que desde el tercer trimestre del 2015 han provocado que las grandes marcas del negocio de la televisión de paga en México hayan estado trasladando a los consumidores los impactos del encarecimiento de los insumos esenciales.

NOTICIA: ¿Qué hará Megacable con el dinero que ya no le pagará a Televisa?

Axtel, Dish, Izzi Telecom, Megacable, Sky, Totalplay, entre otras marcas, todas han elevado más de una vez los precios de sus paquetes. El primero de los aumentos de Axtel fue de 10%; Izzi Telecom subirá otros 20 pesos a sus paquetes a partir de este julio y Megacable elevó sus ofertas hasta en 50 pesos desde abril del 2016 y luego hizo otro aumento en octubre de ese mismo año. Y en el camino Dish también elevó en 12 pesos su paquete básico.

México, según la consultora Ovum, es uno de los países de América Latina donde contratar un servicio de TV de paga es más barato, de acuerdo con la paridad de poder de compra en proporción al PIB nacional. En resumen, es más barato contratar un paquete en México que en Honduras, por ejemplo.

En México se comercializan también los tres paquetes de TV de paga más baratos de toda Latinoamérica. Son los paquetes básicos que ofrecen Dish, Sky e Izzi Telecom, en ese orden, según Ovum con datos del 2015. El más caro de todos es el que vende la empresa argentina Cablevisión, también conforme al poder de compra de los argentinos con relación al PIB de su país.

Estas cifras sobre la asequibilidad del servicio de la TV restringida en México, sin embargo, no calmarían los enojos de los consumidores mexicanos, pues muchos han visto hasta tres aumentos en sus recibos mensuales desde el 2015. En algunos de los casos, el acumulado de 21 meses de alzas suma entre 70 y 80 pesos por suscripción, prácticamente lo mismo que cuesta una cuenta mensual del OTT Netflix en su paquete básico: 99 pesos, con los que además el usuario puede acceder a su contenido de preferencia en el momento que así lo desee.

NOTICIA: Clarovideo, ¿es televisión o sólo es video?

Todo ello explicaría el por qué el número de suscripciones de Netflix cerró en 3.25 millones de cuentas en diciembre del 2016, 790,000 nuevos usuarios netos en todo ese año, de acuerdo con informes de la consultora Dataxis. Clarovideo, por su parte, añadió 710,000 nuevas cuentas en todo 2016 y llegó a 2.67 millones de suscriptores, también cifras de Dataxis.

El traslado de los encarecimientos del dólar al consumidor les ha funcionado a los proveedores. Todos los que subieron los precios en septiembre del 2015 han observado aumentos en sus ingresos y en usuarios hasta en doble digito.

En una rápida revisión, por ejemplo, de septiembre del 2015 a septiembre del 2016, Megacable subió sus entradas en 15% para su negocio de video y Sky lo hizo en 12.5 por ciento. Pero es complicado conocer los datos para Dish o Totalplay, pues ambas compañías no hacen públicos sus reportes financieros.

¿Hasta cuándo subirán los precios? No sé. Los cableros pequeños absorbimos los costos (de un dólar caro) y prácticamente no ha habido incrementos , cuenta Salomón Padilla, líder los cableros que integran la Asociación de Telecomunicaciones Independientes de México. Para despejar dudas, la autoridad debe investigar , añade el jefe en la ATIM, al respecto de que las grandes corporaciones, que tienen mayor poder de compra y negociación con los proveedores de contenido, hayan preferido trasladar toda la carga a los consumidores.

undefined

Todas las empresas que han elevado sus tarifas presumen en Bolsa los buenos números en sus ingresos en materia de TV de paga.

Axtel, en su tercer reporte financiero del 2016, un año después de su primera alza de tarifas, reconoce que sus ingresos por video subieron 31%, el doble en que lo hizo su negocio de Internet.

Megacable, a su vez, informa que para el primer trimestre del 2017 su cuota de usuarios de video disminuyó en 4%, pero agrega que los ingresos por ventas de ese servicio compensaron sus números.

Las tarifas está subiendo y no se entiende porqué. Entendemos que el factor del dólar es una razón , plantea Jorge Bravo, analista en Mediatelecom Policy & Law. Pero se comprueba que no se sabe hasta cuándo van a dejar de subir, porque todavía le falta presión a ese mercado. Si la telefonía celular ha bajado es por la presión de un gigante que entró a presionar los precios y aquí no ocurre tanto ese tipo de presión .

NOTICIA: Megacable quiere comprar un operador que atienda a las empresas

México es un mercado de 20.1 millones de cuentas de TV de paga, pero no todas las empresas con capacidad financiera o conocimiento del negocio han podido entrar. Mediatelecom considera que un ingreso de Telmex al video haría todavía más asequible este servicio por la competencia que generaría en el negocio.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones reconoció este domingo que los servicios de televisión restringida se han incrementado en 5.2% promedio desde junio del 2013, cuando se aprobó la reforma constitucional al sector. De momento mantiene el diseño de regulaciones específicas que impondrá a Grupo Televisa por haber sido encontrada como empresa con poder sustancial de mercado en la TV de paga, es decir, como un agente con capacidad de fijar prácticas comerciales a su conveniencia.

Abel Hibert, comisionado en la desaparecida Cofetel, insta al IFT ahora a realizar nuevas investigaciones para esclarecer si los agentes del negocio de la TV restringida se concertaron o no para elevar los precios con pretexto del dólar caro.

La autoridad debe vigilar si esta no es una acción concertada y se hayan agarrado con esas estrategias de mercado y si entonces han abusado , plantea Abel Hibert a la Unidad de Competencia Económica y la Autoridad Investigadora del IFT. Puede ocurrir que el señor de la esquina subiera su producto, pero que lo suba toda la cuadra en los mismos momentos y en ciertos momentos con los mismos porcentajes está como para investigar si son actos aislados, de casualidad, o coordinados .

Tv de paga

nicolas.lucas@eleconomista.mx

abr/mfh