El presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, Eduardo Ramírez, consideró como “interesante” el proceso de consulta que inicia esta semana entre los diferentes especialistas relacionados con el nuevo aeropuerto, porque permitirá una mejor validación, aunque reiteró la posición de su gremio de que sería lamentable que se detuviera la obra que ya está en marcha.

En entrevista, estimó que el proceso para tomar la decisión final sobre el futuro de la terminal puede ser rápido porque ya existen diversos estudios que fueron elaborados por expertos, nacionales e internacionales en los temas relacionados. Además de que los eventuales atrasos a la construcción en marcha generarán gastos adicionales.

“No queremos que haya más incertidumbres. Se analizará técnicamente la información para que la decisión que se tome sea con verdadero conocimiento de causa”, mencionó.

Por lo pronto, mañana martes participará en la reunión que tendrá el sector privado con representantes del equipo del presidente electo Andrés Manuel López Obrador que atiende el tema del nuevo aeropuerto, para recibir directamente la información de su dictamen sobre el NAIM, lo que dará pauta para iniciar la consulta entre ingenieros, arquitectos y especialistas en aeronáutica, entre otros.

Se ha planteado hacer la consulta con la sociedad en octubre y si gana la opción de desarrollar Santa Lucía deberán pasar cinco meses más para tener el estudio aeronáutico, ¿qué tanto afectaría eso el desarrollo de la opción que se elija?

Lo más importante es recordar que tenemos un problema de saturación del actual aeropuerto de la Ciudad de México que se debe resolver para no seguir perdiendo competitividad como país, por eso queremos salir con un planteamiento empresarial que sería lamentable que se detuviera el que está en construcción.

¿Han tenido contacto con sus empresas afiliadas al nuevo aeropuerto, como Prodemex, GIA, ICA o Cicsa sobre el dictamen?

Ellas, igual que todas las constructoras, tienen dudas de lo que sucederá, pero ellas tienen un contrato que cumplir y en eso están. Vamos a participar en todo lo que nos corresponda para transparentar esa infraestructura, no queremos que se hable mal de ellas, no queremos que la construcción se ligue con la corrupción.

Por otro lado, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Juan Pablo Castañón, destacó que el sector privado avala la actual ubicación del NAIM, pero “estamos dispuestos a analizar la opción B que sería Santa Lucía con el aeropuerto actual”, además del actual en la Ciudad de México.

Explicó que el próximo martes sostendrá una reunión con el equipo de transición para revisar los fundamentos técnicos de las dos alternativas y dentro de las mesas de diálogo sobre infraestructura se analizarán los documentos que ellos han recopilado. (con información de Notimex)

[email protected]