Con el acuerdo tripartito sobre el reparto de utilidades y la regulación del outsourcing se logró evitar distorsiones en empresas de uso intensivo de capital, y a cambio en la nueva ley se crearían dos modalidades para el cálculo de la participación de los trabajadores en las utilidades (PTU): con un límite de tres meses de salario o el promedio de la participación recibida en los últimos tres años, sostuvo el Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

El organismo privado que encabeza Carlos Salazar Lomelín destacó, dentro de los acuerdos logrados, también se permite la figura de subcontratación de servicios u obras especializadas (como es el caso del uso de limpieza, seguridad o alimentos, otros) y los servicios compartidos entre empresas, de modo que sólo se elimina el insourcing.

El presidente de la Concanaco, José Manuel López, afirmó que el acuerdo tripartita anunciado por el Jefe del Ejecutivo, permitirá a las empresas recurrir a la subcontratación especializada, pero no al de nómina, y sin perder competitividad.

“No puedes subcontratar la nómina de los trabajadores que realizan el objeto principal de la empresa, pero sí puedes contratar a empresas que te hagan trabajos especializados, que no hagan el objeto principal. Esto es importante para las mipymes que no pueden tener en su nómina al personal que le de asuntos administrativos, contables, jurídicos, la limpieza o vigilancia, otros. Ahora va ser perfectamente legal, sino forma parte del objeto social de tu empresa”, refirió el empresario.

Pese a que no continuará la figura de la subcontratación interna, José Medina Mora, presidente de la Coparmex consideró relevante el acuerdo, al ser considerados los planteamientos del sector empresarial para que se posibilitara la permanencia de las otras figuras de subcontratación laboral y se consideraron las medidas necesarias para evitar que el impacto de esta determinación en el PTU provoque el cierre de negocios.

El representante del sector comercio establecido informó que se logró que los empresarios cuenten con tres meses, posterior a la publicación de la ley, para llevar a cabo los ajustes en el outsourcing y que puedan ser absorbidos por la nómina de la empresa.

La negociación alcanzada privilegia el respeto a los derechos de los trabajadores, permite a nuestro país ser competitivo -gracias a que preserva la subcontratación de servicios compartidos- y modifica la propuesta del Gobierno Federal, presentada en noviembre pasado, que pretendía prohibir todo tipo de subcontratación, afirmó el presidente de la Coparmex.

La nueva iniciativa de outsourcing se pretende sea avalada por el poder legislativo antes del 30 de abril, cuando termina el periodo de sesiones en el Congreso, para posteriormente ser publicada por el Ejecutivo federal y contar con tres meses de gracia para que las empresas puedan realizar los cambios pertinentes de agregar a los trabajadores a la nómina.

José Manuel López consideró que esto es una oportunidad para que después de las elecciones del 6 de junio se presente la propuesta de reforma fiscal, que lleve a la simplificación administrativa y agregue a la informalidad a pagar impuestos.

Toca decidir al Congreso: Monreal

Viene “buena reforma”

El acuerdo en materia de subcontratación (outsourcing) y reparto de utilidades suscrito por representantes empresariales, sindicales y del gobierno federal es una buena propuesta y ahora tocará decidir al Congreso de la Unión, estableció Ricardo Monreal Ávila.

“Creo que los empresarios actuaron de manera correcta y el mensaje que se le da a la nación es un mensaje de reencuentro, de reconciliación, de que todos estamos juntos en beneficio de la clase trabajadora. No había ocurrido así en todos estos años pasados.

Siempre el trabajador pagaba los platos rotos, siempre el trabajador tenía menos poder adquisitivo, siempre el trabajador sufría la subcontratación y la pérdida de sus derechos. Ahora ya no”, dijo el coordinador del grupo parlamentario del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) en el Senado de la República.

En un video-mensaje que transmitió en redes sociales, el también presidente de la Junta de Coordinación Política (JCP) de la cámara alta explicó que a través del diálogo se convino en no eliminar la figura de la subcontratación, como propuso el presidente de la República en su iniciativa original que presentó ante la Cámara de Diputados, pero sí regular el tema.

El acuerdo alcanzado permitirá establecer mecanismos para evitar que dicha figura jurídica se siga utilizando para lesionar el derecho de los trabajadores, interrumpir sus propias conquistas o derechos y para evitar que se siga eludiendo o evadiendo la obligación fiscal, precisó.

La Cámara de Diputados, a partir del acuerdo que le será enviado, detalló, podrá modificar la iniciativa presidencial y aprobar el decreto que luego remitirá al Senado para su revisión y eventual aprobación o modificación.

“Conozco los términos de la iniciativa y conozco los términos de este acuerdo, en donde modificará varios artículos de la ley. Creo que ha sido muy importante este avance y este acuerdo, en beneficio de los trabajadores del país." (Con información de Rolando Ramos)

lilia.gonzalez@eleconomista.mx