Luego de que en el 2020 el gobierno federal generó 24% más regulaciones administrativas que frenan la competitividad, el sector patronal del país instrumentó la herramienta “Alerta Regulatoria” para la detección de regulaciones que frenan el desarrollo de las empresas, la generación de empleos e inhiben la inversión, con el ánimo de incidir a que no haya sobrerregulación en México.

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) explicó que la “Alerta Regulatoria” informará sobre los proyectos regulatorios que las dependencias de los gobiernos pretenden implementar, para lo cual serán presentados de forma clara y sencilla, así como los sectores afectados por estas nuevas regulaciones, los periodos para emitir comentarios acerca del proyecto y el estatus que éste guarda antes de su publicación.

“Con la herramienta se pretende frenar posibles excesos en materia regulatoria, mismos que desincentivan la llegada de inversiones, inhiben la generación de nuevas empresas y empleos, y limitan el acceso de los ciudadanos a programas sociales”, planteó José Medina Mora, presidente de la Coparmex.

Agregó que la herramienta posibilitará a que la CONAMER retome el mandato por el que fue creada, de reducir el número de trámites y regulaciones que obstaculicen el crecimiento económico. “Consideramos, con base en los resultados de 2020, contrasta con el momento que vive el país. La Comisión emitió 24% más regulaciones que en 2019 y se incrementaron en un 34% las regulaciones que no pasaron por un proceso de consulta pública”.

Frente a los efectos negativos de la crisis económica por la emergencia sanitaria del Covid-19, el incremento de regulaciones —que para finales de 2020 tiene en su haber más de 5,255 trámites federales— no sólo nos resta competitividad como país frente a otras naciones, sino que dificulta la retención de inversiones y obstaculiza una recuperación económica acelerada y sostenida.

El presidente de la Coparmex se pronunció por adoptar una verdadera política de mejora regulatoria, pues no puede haber desarrollo, crecimiento y bienestar sin reglas claras. “Y no puede haber reglas claras, sin la participación activa de la ciudadanía y de los empresarios en el proceso de creación de regulaciones, trámites y servicios”, acortó Medina Mora.

Recordó que en el 2019, las Reglas de Operación (ROP) fueron las de menor calidad desde la creación de Conamer, aunque se mostró una mejoría para 2020. Pero, las dependencias que emitieron ROP por debajo del mínimo de calidad en 2020, correspondiente al 60%, fueron: Inmujeres y Secretaría de Cultura (56%), Secretaría de Bienestar (53%), Sedatu (36%) y Conacyt (33%), muchas de ellas con programas insignia de la presente administración federal.

Será en DATACOPARMEX donde se publicará una base de datos abierta a todo público.