Se nos caen más de 300,000 (empleos). Nuestro consuelo es que quedamos arriba de cómo estaba antes de la pandemia pero, esto va a subir”.

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México

A pesar de la reforma en materia de subcontratación “tuvimos problemas” con el empleo formal, pues se perdieron 312,902 puestos de trabajo por la cancelación de contratos en los sectores de servicios y educativos, en donde el Tecnológico de Monterrey encabeza la lista.

Así lo dio a conocer el presidente Andrés Manuel López Obrador, en conferencia matutina, tras señalar que el mes de diciembre en materia de empleo revela una práctica permanente de las empresas que acostumbran a dar de baja a sus trabajadores para evitar el pago de prestaciones laborales; para posteriormente en el mes de enero volver a contratarlos.

“El primer lugar de este diciembre -en este mecanismo de despido- lo tuvo el Tecnológico de Monterrey, y porqué lo digo, porque quiero que se polemice y estoy seguro de que el Patronato del Tecnológico de Monterrey, van a atender este asunto para que sus maestros, sus trabajadores no sean despedidos y luego recontratados”, explicó.

En ese sentido, dijo que desde que reformaron la ley, “pensábamos que ya con los cambios que hicimos, podíamos resolverlo y no, todavía”.

Mientras en octubre la generación de plazas laborales fue histórico, dijo el Ejecutivo Federal, se esperaba que se llegara a los 21 millones de trabajadores afiliados al IMSS, pero sólo se llegó a 20 millones 933,000 empleos en noviembre, y “se nos caen más de 300,000 y quedamos en 20 millones 613,000 empleos. Nuestro consuelo es que quedó arriba de cómo estaba antes de la pandemia pero, esto va a subir”.

El primer mandatario explicó que en este comportamiento lo que sucedió es que se cancelaron los contratos para no pagar prestaciones, “entonces estamos hablando con quiénes este sistema como práctica, para qué contraten con las prestaciones a sus trabajadores”.

Cabe recordar que antes de que concluyera el año, la Secretaría de Trabajo y Previsión Social (STPS) y el INFONAVIT enviaron cartas a los patrones que aparentemente incurrieron en estas prácticas, “con el propósito de que revisaran si el manejo de su plantilla laboral se encontraba acorde al marco normativo vigente y evitaran realizar acciones que afectaran los derechos de sus trabajadores mediante la elusión ilegal de las obligaciones en materia laboral y de seguridad social”.

Asimismo, informaron que si bien existen contrataciones temporales legítimas, “lo cierto es que muchos de los trabajadores dados de baja en diciembre y recontratados en enero están registrados por los patrones en el IMSS como permanentes. Estas bajas son una práctica totalmente irregular. Durante enero de 2021 se recontrataron con la misma empresa 86,575 trabajadores que fueron dados de baja en diciembre de 2020”.

Al cierre de diciembre, se tienen registrados ante el Instituto, 1 millón 53,670 patrones, que representa una tasa de variación anual de 5.3 por ciento. Con este registro, la disminución mensual en diciembre de 2021 es de 1,209 inscripciones, y en 2021 se incorporaron 53,256 nuevos patrones.

pilar.martinez@eleconomista.mx