Los despliegues de infraestructura en el sector fijo de telecomunicaciones recuperaron su ritmo de inversión en el primer trimestre del 2021, después de un año crítico por la pandemia de coronavirus en que el Capex se cayó 19% y ante prometedoras proyecciones de que la economía mexicana crecerá 5.0% en el año, aunque en realidad será una recuperación, más que un crecimiento, porque el PIB mexicano se cayó 8.5% en 2020.

Otro aliciente significa el dato del Inegi y del IFT respecto a que el PIB de las telecomunicaciones creció 6.9% durante el confinamiento sanitario del primer semestre de 2020 por el teletrabajo y por la demanda de más entretenimiento multiplataforma en el hogar.

Entre enero y marzo pasados, prácticamente todos los actores de las redes fijas consiguieron aumentar sus inversiones en comparación con los mismos meses del 2020, aunque claramente fueron los gigantes del sector quienes empujaron la inversión hacia adelante, gracias a su músculo financiero que les permite hacer economías de escala y por la promesa de expertos y vendors de que el operador que más invierta en el tirado de fibra es el que conseguirá más oportunidades de negocio en el tiempo

Por ahora no está claro cuál fue el comportamiento de la inversión de los pequeños cableoperadores regionales —alrededor de 500 por todo el país—, ni de qué manera la pandemia impactó a sus operaciones.

El grado de la inversión para construir o mantener en estado óptimo a las redes fijas durante ese trimestre también obedeció al propio contexto de cada operador, pues mientras algunos actores tienen vedada la venta de algunos servicios, otros se disgregan en varias unidades para entregar rentabilidad a sus matrices y algunos más atrasan pagos de intereses para no comprometer más su operación. 

Invertir en redes fijas no sólo asegurará clientes de ese sector a las compañías, pues estas infraestructuras también se convierten en habilitadores para vender productos móviles y son necesarias para la expansión de otras tecnologías, como aquellas de quinta generación (5G).

La casa Analysys Mason estima que la inversión a redes fijas, sobre todo a redes sobre tecnología de fibra óptica, es la de mayor relevancia para los operadores, independientemente del servicio final que presten al consumidor a través de ellas. Según Analysys Mason, la cobertura de redes con tecnología de fibra óptica era de 43% en 2020 y será de 57% en 2026 a nivel mundial, una oportunidad de negocio para los vendors de este tipo de insumos, pero también posibilidades de futuros productos para aquellos operadores que desde ahora decidan apostar su inversión a la fibra óptica. La cobertura con fibra llegaría a 70% en el año 2030.

Analysys Mason ve que los operadores están dirigiendo sus inversiones en tres principales criterios: expansión de capacidad en la nube, robustez de su seguridad informática y construcción de red fija sobre fibra óptica. Esta firma de análisis cree que los operadores esperan monetizar en el mediano plazo más servicios digitales, también productos de industria 4.0 y desarrollar nuevos productos minoristas fijo/móvil de 5G sobre fibra, gracias a este tipo de inversiones. 

“Los operadores están comenzando a buscar nuevas fuentes de crecimiento de ingresos a la luz de la pandemia de Covid-19, por ello el destino de sus inversiones”, dijo la firma.

En la misma sintonía de pensamiento están los operadores mexicanos. De acuerdo con sus propios reportes financieros al primer trimestre del año, el grueso de sus inversiones en el periodo se dirigió a la construcción de anillos y redes de acceso con tecnología de fibra óptica

Por marcas, Izzi Telecom, Megacable y Telmex fueron los tres grandes del sector con mayor grado de inversión durante el trimestre y respecto a sus propios datos del primero del 2020. Izzi incrementó en 56.6% su inversión entre enero y marzo del 2021 con respecto a enero-marzo de 2020; Megacable lo hizo en 50.5% y Telmex, en 19.3 por ciento.

En el combinado anual 2020, Telmex lideró las inversiones del sector, con 16,942 millones de pesos a la construcción y mantenimiento de redes. A Telmex le siguió Megacable, con 8,080 millones de pesos y seguidamente Izzi Telecom, con 3,655 millones de pesos. 

Destacan los casos de Axtel, que en un año redujo 60% sus inversiones y Maxcom, que lo hizo en 89.5 por ciento. Ambas empresas viven un contexto de aprietos. De la primera, su matriz busca comprador, mientras que de la segunda, sus compromisos financieros complican los desembolsos para inversión a redes.

Totalplay, el cuarto actor entre los grandes de las redes fijas, no ha esclarecido el dato su inversión para los tres primeros trimestres del 2020, por lo que no existe manera de hacer comparables sus inversiones con el resto de sus competidores y tocará también a los expertos del sector hacer el análisis fino sobre cuál es el operador que más dinero invierte en redes, respecto a su propia base de usuarios.

Todos estos operadores, los más reconocidos por los consumidores mexicanos, invirtieron un total de 9,243 millones de pesos en el primer trimestre del 2021, alrededor de 466 millones de dólares.

La industria, dice Gerardo Mantilla, analista en Artifex Consulting, se esforzó en mantener e incrementar la inversión en el arranque del año 2021. Queda, agregó, que el Estado mexicano, y particularmente el regulador sectorial, continúen trabajando para asegurar el dinamismo de las inversiones. 

“Los requerimientos de conexión a Internet en los hogares crecieron durante el primer trimestre, también como consecuencia de la pandemia. Que exista la disposición de seguir invirtiendo en el despliegue de fibra óptica es una excelente noticia. Este despliegue de fibra se convertirá en el soporte de las redes 5G y preparando el camino para que los operadores móviles puedan ofrecer mejores conexiones y servicios en México”, dijo Gerardo Mantilla.

“Esta disposición para la inversión por parte de los operadores fijos debe encontrar un mayor respaldo por parte del regulador y del gobierno mexicano, con el objetivo de mantener el ritmo de inversión que se requiere, el cual es bastante alto”.