La pandemia del Covid-19 y el programa de austeridad federal (que implicó la reducción de 137.6 millones de pesos al sector turístico en lo que va del año) pusieron en crisis a la industria turística, aunque el proyecto del Tren Maya sumó 24,478 millones de pesos.

En el segundo informe de gobierno, la dependencia comentó que entre septiembre del 2019 y febrero del 2020 los resultados, en términos de llegada de turistas internacionales y generación de divisas eran relativamente buenos, “de hecho, se notaba ya una franca tendencia de recuperación, pero el brote epidémico trajo consigo la detención de la movilidad internacional”.

En enero y febrero se registraron aumentos del 4.6 y el 6.3% en el arribo de turistas internacionales; sin embargo, en abril el desplome fue del 98.6 por ciento. Ante el impacto referido, en diferentes ocasiones el sector privado ha solicitado al titular de la dependencia, Miguel Torruco, su gestión para obtener diversos apoyos (reducciones de pagos fiscales, por ejemplo), sin mayores resultados.

Sobre acciones de ayuda, el informe de gobierno únicamente recuerda que el 23 de julio se presentó el Programa de impulso al sector hotelero y empresas turísticas concertado con Nafin-Bancomext y la banca comercial participante, como un paso en la creación de nuevos esquemas de financiamiento enfocados a cubrir las necesidades de capital de trabajo en la reapertura de operaciones para el periodo de reactivación económica bajo la nueva normalidad creada por la emergencia sanitaria por el Covid-19.

“Estamos seguros de que la iniciativa empresarial de los prestadores de servicios del sector sabrá conducirlos a superar los retos que significan salir de la contingencia y retomar el curso exitoso. La Secretaria de Turismo los acompañará y apoyará en toda circunstancia”, refiere el texto elaborado por el equipo de Miguel Torruco.

Recortes a Sectur

El presupuesto autorizado este año a la Secretaría de Turismo fue de 5,034.5 millones de pesos, de los cuales 704.2 millones corresponden directamente a la dependencia, 4,166.2 millones al Fondo Nacional de Turismo (Fonatur) y 164 millones a Fonatur Infraestructura, aunque hubo cambios en los pasados ocho meses.

En el segundo informe se detalla que se han realizado las modificaciones siguientes: reducción al presupuesto de Sectur por 137.6 millones de pesos, incremento al presupuesto del Fonatur por un total de 22,881 millones de pesos y reducción al presupuesto de Fonatur Infraestructura por 85 millones de pesos.

Dicho ajuste se debe a la ampliación líquida que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público autorizó al fondo para el programa presupuestario Proyectos de transporte masivo de pasajeros, por 24,478.0 millones de pesos en el proyecto prioritario Tren Maya.

alejandro.delarosa@eleconomista.mx