La Comisión de Aplicación de Normas de la Organización Internacional del Trabajo, concluyó que nuestro país debe abrir el debate y adoptar las medidas legislativas previstas en el contexto de la reforma Constitucional, por lo que pidió al gobierno mexicano emitir un informe en el mes noviembre de este año sobre el particular.

Luego de que organizaciones nacionales presentaran una queja a la Comisión de Expertos de la OIT, el organismo internacional realizó un análisis de la información que presentó la actual administración sobre el proceso de aprobación de las leyes secundarias de la reforma laboral, e hizo 4 recomendaciones.

La primera recomendación, la Comisión de Aplicación de Normas refiere que el gobierno mexicano debe “seguir adoptando las medidas legislativas previstas en el contexto de la reforma Constitucional en consulta continuada con los interlocutores sociales a nivel nacional.

Asimismo, que se asegure, que la legislación secundaria necesaria para dar efecto a las reformas de la Constitución y la legislación federal del trabajo estén en conformidad con el Convenio 87 sobre la libertad sindical y la protección de sindicalización.

La OIT recomendó además que se siga cumpliendo con la actual obligación legal de publicar el registro y los estatutos de los sindicatos, así como los convenios colectivos existentes y que se asegure que los sindicatos puedan ejercer su derecho de libertad sindical en la legislación y en la práctica.

Cabe señalar que José Olvera Salinas, representante sindical del México fue el encargado de presentar una réplica, en el marco de la 107 Reunión de la Conferencia Internacional del Trabajo, por las “las persistentes prácticas y graves disposiciones que contravienen el Convenio 87

“Derivado de ello y por la evidente reiteración, en el año 2017 la Comisión pidió nuevamente al gobierno mexicano realizara las consultas con los interlocutores sociales, pues existe una grave preocupación por la opacidad en las medidas implementadas para erradicar este grave fenómeno que atenta contra la libertad sindical y contratación colectiva auténticas”.

Por ello, los trabajadores que acudieron a la reunión de la OIT, pidieron acciones más enérgicas, para que el gobierno mexicano brinde explicaciones por la omisión reiterada de realizar consultas tripartitas auténticas, institucionalizadas y permanentes en el marco del proceso de transición con motivo de la reforma constitucional en materia de justicia laboral.