En el marco de la 107 Reunión de la Conferencia Internacional del Trabajo, se presentó como “caso individual México por Convenio 87” una réplica  por las “las persistentes prácticas y graves disposiciones que contravienen el Convenio 87”. 

Durante su intervención, José Olvera Salinas, encargado de presentar la réplica, informó que desde 2015 la Comisión recordó al gobierno mexicano su compromiso para solucionar el fenómeno de los sindicatos de protección, además le pidió que incluyera en dichas discusiones a los actores sociales involucrados.  

“Derivado de ello y por la evidente reiteración, en el año 2017 la Comisión pidió nuevamente al gobierno mexicano realizara las consultas con los interlocutores sociales, pues existe una grave preocupación por la opacidad en las medidas implementadas para erradicar este grave fenómeno que atenta contra la libertad sindical y contratación colectiva auténticas”. 

Por ello, los trabajadores que acudieron a la reunión de la OIT, pidieron acciones más enérgicas, para que el gobierno mexicano brinde explicaciones por la omisión reiterada de realizar consultas tripartitas auténticas, institucionalizadas y permanentes en el marco del proceso de transición con motivo de la reforma constitucional en materia de justicia laboral. 

Ventilaron, ante el organismo internacional, que el sindicalismo independiente y democrático de México califica de oscura y alejada de las normas fundamentales de la OIT, el trabajo legislativo que se pretenden realizar, pues incluso “contraviene el convenio 144, entrañando tal grado de injusticia, miseria y privaciones para los trabajadores mexicanos, que propicia el empleo precario y atípico”. 

Del mismo modo, dijo Olvera Salinas, “urgimos por la inmediata ratificación del convenio 98, pues desde el año 2012 el Estado mexicano ha dilatado su ratificación, sin justificación alguna.

Por lo anterior demandamos de la OIT una intervención más enérgica de requerimiento al gobierno mexicano”.

[email protected]