La reforma constitucional en materia laboral se quedará a la mitad; a pesar, de ser el camino a la modernización de la justicia laboral que impulsó la presente administración; no obstante, el sexenio se caracterizará por ser el que menor número de huelgas entalladas tuvo y por haber otorgado el mayor número de “Tomas de Nota” (reconocimiento a sindicatos).

En conferencia de prensa en la Residencia Oficial de Los Pinos, el secretario del Trabajo y Previsión Social (STPS), Roberto Campa Cifrián, acompañado del vocero de la Presidencia, Eduardo Sánchez y el presidente de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje, José Francisco Maciel Amaya; expuso que “en los cinco años y casi siete meses se atendieron 41,552 emplazamientos, habiendo estallado 22 huelgas de jurisdicción federal. En los últimos 15 meses, desde marzo de 2017, no se ha registrado ninguna huelga de jurisdicción federal”. 

Tras señalar que “se consolidó la paz laboral en el país”, informó que los emplazamientos que se han presentado se refieren 22,800 a firma de contrato colectivo; 9,036 a revisión contractual; 8,336, a revisión salarial; y 1,165, a cumplimiento de contratos.

En tanto, solamente se estallaron 0.05% de las huelgas (22); de las cuales el 86.4% ya fueron concluidas. Tres huelgas quedan en tramite, de la presente administración que involucra a 92 trabajadores; actualmente hay 12 huelgas vigentes.

Respecto a la reforma laboral, dijo que “la conclusión de la Reforma a la aprobación de la legislación secundaria, la decisión que tomó el Senado de la República fue para posponer el proceso de discusión y aprobación de las iniciativas del paquete de iniciativas. Se quedó a la mitad la reforma”.