La empresa de infraestructura energética Ienova, unidad de la estadounidense Sempra Energy, dijo que fue emplazada por CFE para iniciar un arbitraje para anular algunas cláusulas de un contrato de un gasoducto.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) pidió semanas atrás la nulidad de ciertas cláusulas de varios contratos de gasoductos a una sociedad entre IEnova y la canadiense TC Energy; a una filial del local Grupo Carso, del magnate Carlos Slim, y a Fermaca, donde el fondo suizo Partners Group tiene la mayoría accionaria, por razones similares.

IEnova dijo el viernes que su subsidiaria Gasoducto de Aguaprieta fue emplazada al arbitraje para demandar la nulidad de cláusulas del contrato de servicios de transporte del gasoducto Guaymas-El Oro respecto a la responsabilidad de las partes en eventos de caso fortuito y fuerza mayor, así como el reembolso de pagos por capacidad relacionados a dichos eventos.

La empresa dijo que está dispuesta a seguir dialogando con las autoridades y reiteró que "ha actuado con estricto apego al marco legal y al contrato".

Un portavoz de la CFE dijo a Reuters que este arbitraje forma parte de los ya anunciados por la estatal.

El presidente Andrés Manuel López Obrador había dicho a inicios de mes que su gobierno buscaba una tregua en las disputas por millonarios contratos de gasoductos, con la paralización de solicitudes de arbitraje internacional para dar paso a un diálogo.

Agregó que, en caso de no lograrse acuerdos, se recurrirá a la vía legal, luego de que las empresas de infraestructura energética involucradas en las disputas aceptaron renegociar los contratos sometidos a procesos de arbitrajes por parte de la CFE.