La Comisión Federal de Electricidad (CFE) inició un proceso de arbitraje en contra de Grupo Carso, con la cual demanda la nulidad de ciertas cláusulas del contrato del gasoducto Samalayuca-Sásabe.

El ducto, que está en construcción, corre entre los estados de Chihuahua y Sonora, su capacidad será para transportar hasta 472 millones de pies cúbicos diarios.

El contrato fue celebrado por la empresa eléctrica del Estado y Carso Gasoductos en septiembre del 2015 a un plazo de 25 años.

“Carso Gasoducto del Norte (CGN) está actualmente analizando el contenido de la solicitud de arbitraje recibida y su fundamento legal”, informó la emisora en un comunicado enviado a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

En el aviso, la empresa del millonario Carlos Slim detalla que “el 26 de junio de 2019 la CFE envió a CGN una solicitud de inicio de arbitraje para demandar la nulidad de ciertas cláusulas del referido contrato".

Esta es la segunda notificación que presenta la CFE. El martes pasado, IEnova informó acerca del mismo proceso por el gasoducto marino Texas-Tuxpan, que desarrolló en sociedad con TC Energy. Igualmente analiza las implicaciones legales.

Las acciones de Carso iniciaron con la sesión con una ligera apreciación de 0.42% a 73.75 pesos por acción.

Mientras que los títulos de IEnova siguen profundizando su caída en Bolsa, al cotizar con un descenso de 2.19%, a 75.10 pesos por papel.