La Comisión Federal de Electricidad (CFE) anunció el fin de las consultas indígenas en los estados de Chihuahua, Sonora y Morelos, por lo que sus proyectos serán retomados en breve.

Sobre el caso específico del Gasoducto El Encino–Topolobampo, la CFE informa que su fecha estimada de terminación es en el 2017. Actualmente, se concluyó la Consulta Indígena en la comunidad de Arareco, obteniéndose su consentimiento.

En el Gasoducto Guaymas–El Oro, la CFE informa que su fecha estimada de terminación es en el primer semestre del 2017. Este proyecto aún no presenta un atraso significativo. Actualmente, la problemática que se presentó con la comunidad yaqui ha sido solventada.

Otros proyectos como el Gasoducto Samalayuca–Sásabe, la Central Termoeléctrica Huexca y el Gasoducto Morelos, la CFE informa que trabaja de manera coordinada con otras instituciones del Estado mexicano y autoridades locales, para atender las problemáticas sociales que impiden su conclusión en tiempo y forma.

La empresa estatal informó que tiene 50 proyectos en construcción, de estos 48 proyectos van a concluir y entrar en operación en el periodo 2017 al 2018 y representan una inversión cercana a los 15,245 millones de dólares, adicionalmente, los otros dos proyectos se concluirán en el 2019 con una inversión de 897 millones de dólares.

De acuerdo con la entidad, a la fecha, tiene en proceso de licitación tres proyectos con una inversión aproximada de 1,296 millones de dólares, de los cuales uno es una central de generación con una inversión de 631 millones de dólares y 666 MW de capacidad instalada (es la central de ciclo combinado Topolobampo III); dos son gasoductos con una inversión de 665 millones de dólares y se tienen otros 11 proyectos por licitar con una inversión estimada de 5,044 millones de dólares.

La CFE informó que al menos 70 de los 84 proyectos prioritarios de infraestructura energética se encuentran en operación o en construcción sin obstáculos relevantes para su finalización y los 14 restantes están en licitación. En total representan una inversión de 24,648 millones de dólares.

Hay 20 proyectos en operación, dos son centrales de generación con una inversión de 226 millones de dólares (una central geotérmica y una eólica); cinco son gasoductos con una inversión de 1,761 millones de dólares y una longitud de 1,619 km; dos proyectos de Transmisión con una inversión de 34 millones de dólares; siete son proyectos de Distribución con una inversión de 59 millones, y cuatro son proyectos de Conversiones de Centrales con una inversión de 86 millones.

Ayer, El Economista publicó que al menos 110 proyectos de infraestructura del país se encuentran detenidos o avanzan muy lento debido a conflictos sociales. De ese conjunto, 55 corresponden al sector energético y 31 son posteriores a la reforma energética del 2013-2014.

[email protected]