La gigante mexicana de las telecomunicaciones América Móvil anunció este miércoles que vendió por 200 millones de dólares su subsidiaria Claro Panamá a una afiliada de Liberty Latin America.

La venta del 100% la unidad panameña de América Móvil excluye las torres de telecomunicaciones que son de su propiedad indirecta en la nación centroamericana y las marcas Claro, dijo en un comunicado la compañía propiedad del magnate Carlos Slim, uno de los hombres más ricos de Latinoamérica.

La empresa, con presencia también en Estados Unidos, Europa Central y del Este, había informado el martes que su consejo de administración aprobó un plan para escindir su infraestructura de torres para servicios móviles desplegada en países de la región.