Ajustes de la tasa de interés por lo que queda de año es lo que ahora proyectan los operadores financieros consultados por el Banco Central en Chile, luego que la entidad activara el camino hacia su normalización.

Según la encuesta realizada entre el 30 de julio y el 2 de agosto, los expertos -responsables de la toma de decisiones de inversión de bancos e instituciones financieras que operan en el mercado local- asumen que la Tasa de Política Monetaria (TPM) aumentará a 1% en la próxima reunión del banco el 31 de agosto, para luego incrementarse a 1.25% en la cita siguiente (el 13 de octubre) y terminar el año en 1.5 por ciento.

Luego, retomará su escalada para ubicarse en marzo en 1.75 por ciento. Desde ahí en adelante, lo que muestran las respuestas es que en agosto del próximo año la tasa se ubicará en 2.25% y que llegará a un 3% en dos años.

Respecto a la inflación, hubo un leve ajuste para julio respecto a sus pronósticos de la consulta previa. En julio, el organismo decidió subir al 0.75% la tasa clave, que permaneció en su mínimo técnico de 0.5% desde marzo del 2020.

Ahora estiman que el índice de Precios al Consumidor (IPC) tendrá un alza mensual de 0.4% (sumaron 0.1 puntos). Para agosto y septiembre mantuvieron sus expectativas en 0.3% y 0.4%, respectivamente. Con lo que la inflación acumularía un 3.4% en 12 meses, en la parte alta del rango de tolerancia del Banco Central.

Con este cuadro, las expectativas sobre los ajustes de tasas de interés siguen en su mayoría centrados en que el año terminará con tres incrementos que la dejarán en 1.5 por ciento. Como dice el economista jefe de STFCapital, Sergio Godoy, esto sería porque el escenario se está dando según lo prevé el Central.