Aunque el Servicio de Administración Tributaria (SAT) se ha eficientado mucho, aún hay ciertos procesos fiscales un tanto burocráticos y que de ser eliminados aumentaría a ritmos acelerados la inversión extranjera, aseguró Fernando Garrido, director general en la firma de asesoría de negocios en México, TMF Group México.

Aún con el esquema fiscal actual, México sigue siendo un mercado atractivo para la inversión extranjera; sin embargo, si se eficientaran los procesos fiscales, ésta aumentaría a ritmos más acelerados. Se debe trabajar fuerte en esto para tener un escenario más positivo , comentó.

Con prácticamente 100% de clientes extranjeros, TMF ha visto que a las empresas extranjeras preocupa y ocupa mucho el tema del cumplimiento fiscal; éstas quieren tener la tranquilidad de cumplir con todos los aspectos que tienen que ver con el pago de impuestos.

México siempre ha sido un país con aspectos fiscales un poco complejos; sin embargo, también tiene avances muy importantes y completos. Nos buscan para corroborar que su estrategia de manejo no es violatoria del esquema fiscal mexicano , mencionó Garrido.

Destacó que si hay algo que pudiera causar inquietud o duda sobre el esquema fiscal de México, es la cuestión de los tiempos y algunos procesos.

Desafortunadamente seguimos siendo un poco burocráticos en el país y hay ciertas cosas que a los inversionistas extranjeros les cuesta trabajo entender, sobre todo, por la cuestión de tiempo , comentó.

De acuerdo con las últimas ediciones que hace TMF sobre la complejidad para invertir en países, México siempre sale como uno de los países con alta complejidad; la mayoría de las veces se debe a los procedimientos a cubrir con el fisco y el tiempo de éstos.

Aunque admitió que si bien los cambios tecnológicos y la integración de herramientas como la factura electrónica han ayudado a mejorar muchos procesos, por otro lado la autoridad fiscal ha realizado mucha regulación dentro de esta nueva herramienta, lo que termina haciendo la contabilidad electrónica más compleja.

Aún hay muchos requisitos contables, hoy en día la contabilidad electrónica pide más cosas, descripciones detalladas de los movimientos, el tiempo de cambio, un folio fiscal, los archivos XML, todo ello vuelve el tema complejo y cuesta trabajo entender para varias empresas extranjeras que quieren llegar a México , explicó.

Aclaró que la implementación de la tecnología en temas fiscales y todo el cruce de datos que hoy en día puede hacer el SAT no asustan a las empresas que desean invertir en el país.

Incluso, de primera instancia, ello les brinda la confianza de que no habrá procesos informales, malas prácticas ni corrupción , aseguró.

claudia.cordova@eleconomista.mx