Una recuperación económica mundial completa y duradera, sólo será posible cuando superemos la pandemia en cada punto del planeta. Una meta que está sujeta a contar con una vacuna contra el coronavirus, y su distribución uniforme, advirtió la Directora Gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva.

En conferencia de prensa, que marcó el inicio de las Reuniones Anuales del organismo, que por primera vez se realizan de forma virtual, dijo que en el trayecto para encontrar una solución médica a la pandemia, es relevante que los gobiernos mantengan los apoyos fiscales a las empresas y los trabajadores.

“Si se desarticulan los apoyos demasiado pronto, correremos el riesgo de sufrir un daño grave auto inflingido”.

Un par de horas antes, el equipo de expertos en temas fiscales del FMI informó que hasta el momento, los estímulos fiscales del mundo para enfrentar la crisis ascienden a 12 billones de dólares y que la deuda general del gobierno mundial promediará 100% del PIB al cierre de este año.

Admitió que se ha erosionado el colchón fiscal que tenían los gobiernos antes del choque, y que han recurrido al endeudamiento para tratar de ayudar a la gente a transitar por este periodo.

Pero gracias a este esfuerzo fiscal sincronizado “la foto de la evolución económica de los últimos meses es menos funesta de lo que previmos en junio”.

La funcionaria puso de relieve una de las tantas lecciones que ha dejado este periodo y es que “se tienen que aprovechar los periodos de bonanza para estar preparados cuando vienen las vacas flacas”.

Ruta para fortalecer recuperación

Comentó las tres prioridades de políticas públicas que se propondrán a los 189 países miembros y participantes del encuentro para enfrentar este trayecto rumbo a la recuperación.

Propuso construir una economía más inclusiva y resistente, administrar de forma prudente la deuda para resolver la crisis del Covid-19 y desarrollar estrategias para proteger la vida.

Comentó que es probable que otorgar garantías crediticias y subsidios salariales sigan siendo fundamentales durante algún tiempo para garantizar la estabilidad económica y financiera de la gente.

La funcionaria finalizó explicando que hoy más que nunca se requiere una sólida cooperación internacional especialmente para tener una vacuna y el tratamiento para la enfermedad por coronavirus.

Según los cálculos del FMI, un progreso más rápido en soluciones médicas podría acelerar la recuperación y añadir 9 billones de dólares al PIB mundial para el 2025.

ymorales@eleconomista.com.mx