Rodrigo Sánchez Mújica, director general de Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA), reconoce que los precios de los alimentos se mantendrán altos y la tendencia a largo plazo es que sean más caros porque van a escasear.

La razón es sencilla, dice el directivo del organismo dependiente del Banco de México.

La demanda se incrementará porque hay países emergentes que tienen un mayor ingreso, con eso, cambian sus dietas y consumen más proteínas animales. Si los chinos comieran una salchicha más al día, cada uno de ellos, sería un desastre, no alcanzarían los cerdos del mundo para suplir la demanda , comenta en entrevista el experto en temas agropecuarios.

Por otro lado, las naciones productoras no incrementan su productividad, incluso están estacados porque sus suelos se agotan y no tienen agua, además del impacto que el clima tiene en la producción de alimentos.

Esto es preocupante porque las inundaciones, por un lado, y las sequías afectan negativamente a distintas regiones del mundo y en diversas temporadas , agrega el funcionario público.

Al mostrar su preocupación, el directivo ofrece otro dato importante: Estados Unidos, que es el principal productor de maíz en el mundo, está generando 50 millones de toneladas menos del grano.

Dicen que se compensará con la cosecha de Brasil, pero también los principales productores de trigo, Rusia y Ucrania, enfrentan problemas con el clima.

LAS COSAS EMPEORARÁN

Diversos analistas vaticinan que las cosas en el campo empeorarán. El responsable de FIRA confirma: Las cosas van a empeorar, antes de mejorar .

Sánchez Mújica acepta que es una preocupación reciente y que las cosas empeorarán para que la humanidad combata el cambio climático y mejoren las condiciones del agro en el mundo, ya que de no tomar las medidas drásticas que se requieren el escenario futuro puede ser bastante negativo.

No obstante, en opinión del funcionario, esta situación representa un enorme potencial para mejorar el sector agroalimentario mexicano que califica de desatendido.

El campo muestra un atraso mayor que el resto de la economía, en todo, menos acceso a financiamiento, menor competitividad, menor desarrollo tecnológico , reconoce.

Con 15% de la Población Económicamente Activa (PEA) y 4% del PIB, se observa que el campo tiene una baja productividad y por ello también representa un gran potencial de crecimiento con sectores muy rentables, como el de las frutas, hortalizas, ganadería y la pesca.

Ante ese panorama, FIRA, destaca el funcionario, batirá su récord de colocación, ya que otorga en promedio 10,000 millones de pesos al mes y llegará a 120,000 millones de pesos otorgados en el año, una cifra 20% arriba de la concedido el año anterior.

[email protected]