Cada mes que se detengan las actividades productivas para limitar el contagio por coronavirus, restará dos puntos del PIB al crecimiento anual, estimó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Inevitablemente, muchas economías caerán en recesión mientras luchan contra la pandemia, sostuvo desde París, sede de la Organización, el secretario general José Ángel Gurría.

A menos de 24 horas de la Cumbre Virtual de líderes del G-20, divulgaron las observaciones que dio el funcionario a los miembros del Grupo.

Les dijo que se requiere una respuesta más coordinada entre los gobiernos para tratar de proteger a las personas y empresas más vulnerables al paro total de actividades.

“Se necesita una respuesta urgente, decisiva y colectiva para proteger a los trabajadores, negocios, particularmente las pequeñas y medianas empresas; así como activar al mismo tiempo a las palancas de crecimiento que están en poder de las políticas monetaria, fiscal y estructural, para tratar de levantar el barco”.

En los comentarios, que forman parte de las medidas que presentó la OCDE a los líderes mundiales, propusieron levantar las restricciones comerciales existentes a fin de reactivar a la economía.

Y pidieron especial atención y fondeo al sistema de salud e investigación.

El G-20 está integrado por las economías avanzadas y en desarrollo que participan con más 80% de la economía del globo y tienen a dos tercios de la población mundial.

Está integrado por Alemania, Arabia Saudita; Argentina, Australia, Brasil, Canadá, China, Corea del Sur; Estados Unidos; Francia; India, Indonesia, Italia; Japón; México, Reino Unido, Rusia, Sudáfrica y Turquía. El Grupo tiene una presidencia rotativa entre los integrantes, y actualmente es Arabia Saudita quien lo lidera.

Evitar colapso de sistema de salud

El secretario Gurría explicó a los líderes que “debemos revisar la historia y capitalizar las lecciones del pasado. Tenemos que duplicar la inversión en investigación y desarrollo de vacunas, redirigir presupuesto al sistema de salud y epidemiológico y trabajar juntos para evitar el colapso de los sistemas de atención médica”, sugirió.

“El colapso de los sistemas de atención médica tendría un impacto determinante en los países que se traducirá en millones de muertes. Por eso, la prioridad de los gobiernos debe ser frenar esta pandemia y salvaguardar la vida”.

El funcionario de origen mexicano, destacó que es el sector turismo uno de los más impactados por las medidas de contención sanitaria, lo que ha provocado una caída de esa actividad que va del 50 al 70 por ciento.

Reconoció que es una factura que debe pagarse hoy para evitar un costo mayor, y por ello instó a los países del G20, que aportan el 80% de la actividad económica mundial, a que desarrollen estrategias para proteger a los más vulnerables.

La OCDE es un grupo de cooperación internacional, donde 37 países democráticos intercambian experiencias en políticas públicas. Y con la información recabada, han generado bases de datos de políticas públicas exitosas, que sirven de laboratorio de ideas para aplicar entre los demás miembros.

En 2008 los líderes del G20 sesionaron de manera extraordinaria para enfrentar la crisis económica internacional y a partir de ahí sostienen reuniones periódicas precedidas de las ministeriales y de banqueros centrales.

[email protected]