Para el Presupuesto de Egresos de la Federación 2016 -que deberá ser aprobado a más tardar el 15 de noviembre por la Cámara de Diputados- se debe plantear un rediseño del Ramo 23 (Provisiones Salariales y Económicas) con el fin de evitar que se distraigan recursos y se fomente la trasparencia, indicaron expertos.

Marco Cancino, director general de Inteligencia Pública, expresó que dicho ramo es la miscelánea del gasto federalizado , debido a que no tiene identidad propia ni objetivos concretos.

Explicó que tras varios estudios, se evidenció que los programas que se originan de los fondos del Ramo 23 fueron hechos por ocurrencias; es decir, no tienen una visión estratégica ni sistemática.

Más que desaparecer se tiene que replantear, establecer criterios y reglas en las que se van a financiar los fondos dentro del ramo. Deben existir metas concretas y programas financieramente viables en el mediano y largo plazo (...) No hay que desaparecerlo, sino hacer que funcione bien .

De acuerdo con el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación del 2016, el Ramo 23 tendrá una reducción en su presupuesto de 19.21%, respecto de lo que obtuvo en el 2015. Además, de los 14 fondos que conforman este ramo sólo quedarán siete.

Cancino destacó que uno de los problemas es que a pesar de que los diputados aprueben los recursos de los fondos, éstos no pueden ser utilizados si en el año previo -en este caso sería el 2015- los gobiernos o municipios estatales no presentaron proyectos ejecutivos previos que muestren un impacto en la sociedad o hasta efectos en el medio ambiente.

Muchas veces lo que pasa es que los legisladores aprueban recursos para obras a nivel local, pero la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria dicta que no se podrá financiar ningún proyecto de inversión si no hubo un proyecto previo autorizado por la SCT .

Acabar con el libertinaje

Mariana Campos, coordinadora de Gasto Público y Transparencia de México Evalúa, comentó que este ramo, mejor conocido como la caja negra del presupuesto, debe ser regulado, pues cada año registra significativos recursos para el erario.

Refirió que entre el 2008 y el 2014 se administraron 396,000 millones de pesos extras , lo que calificó como libertinaje presupuestario .

Agregó que de acuerdo con los informes de cuenta pública de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), 67% de las observaciones más graves en cuanto a la ejecución del gasto se ubica en los ramos de Provisiones Salariales y Económicas y el de Aportaciones a Entidades Federativas y municipios.

Incentivos perversos

El hecho de que los fondos estén organizados de la misma forma genera incentivos perversos. A los diputados se les ha permitido ejercer facultades para asignar recursos en supuestos proyectos .

Añadió que los fondos deberían ser evaluados, pues en su mayoría se desconoce información sobre su desempeño. Por ejemplo, expuso, el Fondo Regional, si bien cuenta con lineamientos, sus resultados de evaluación dejan mucho que desear.

Explicó que un estudio elaborado por el CIDE encontró que el Fondo Regional presenta problemas de gestión y carencias técnicas, mientras que el Fondo Metropolitano registró una falta de planeación que no favorece la visión de largo plazo, ni la eficiencia en la aplicación de sus recursos.

Indicó que se debe repensar si Hacienda debe seguir controlando los recursos de estos fondos. Además, dijo que si bien Hacienda creó el portal de Transparencia Presupuestaria para dar más claridad sobre los recursos de este ramo, no incluye a todos los fondos que lo conforman.

Un ramo sectorizado

Vidal Llerenas, secretario de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública, comentó que el problema de este ramo es que al tener tanta participación del gasto público, las transferencias que hace Hacienda -que controla este ramo- no siempre son eficientes.

Es un ramo donde se toman decisiones por otros sectores y que a lo largo del año sufre muchos incrementos y transferencias (...) Entonces, los recursos de este ramo deben ser sectorizados, es decir, los fondos de estructura deberían estar en la SCT; los de movilidad, en la Sedatu .

Enfatizó que se deberán plantear nuevas reglas donde los proyectos de cada fondo sean evaluados y se elija al mejor; lo que hoy se ve es que hay proyectos que no tienen las suficientes condiciones para ser ejercidos.

El Ramo 23 debe ser sólo un ramo de ajuste, como un mecanismo para actuar en emergencia, como es el caso del Fonden .

Datos del Ramo 23

  • En el 2015, se aprobaron recursos totales por 57,303.6 millones de pesos.
  • 7,907 proyectos están registrados al 30 de septiembre de este año.
  • Se han pagado 25,996.6 millones.
  • De los 14 fondos, Transparencia Presupuestaria sólo registra 11.
  • Del 2013 al 2014, el presupuesto del Ramo 23 creció 54.1 por ciento.

México Evalúa propone:

  • Regular la existencia y operación de recursos del Ramo. Obligar a que todos los fondos del ramo operen con lineamientos.
  • Regular la publicación de la información de todos los fondos del ramo en la plataforma que ya existe para ese fin, de modo que la información publicada sea completa y que exista una garantía de que se mantenga la herramienta en futuras administraciones.
  • Enriquecer la Plataforma de Transparencia del ramo con los documentos más importantes de cada proyecto, incluyendo evaluaciones y auditorías.
  • Incluir un anexo en el Informe Trimestral que explique el avance financiero, y en su caso también el físico, de los recursos de todos los fondos del ramo.

[email protected]