Para disminuir la brecha digital existente en México, el grupo parlamentario del PAN presentó en el Senado una iniciativa que busca eliminar el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a las redes de telecomunicaciones.

Esta iniciativa, presentada por la senadora Minerva Hernández, secretaria de la Comisión de Hacienda y Crédito Público del Senado, busca promover la inclusión digital y la productividad.

El documento de la iniciativa señala que, si bien la penetración de usuarios de Internet y de aquellos que usan smartphone ha crecido, aún existe una enorme brecha digital a nivel urbano y rural en México, la cual debe disminuirse.

“Las profundas diferencias entre los hogares más ricos y más pobres, y entre las zonas urbanas y rurales, son un argumento sólido para reconocer la necesidad de eliminar el IEPS a los servicios de telecomunicaciones”, refiere la exposición de motivos de la iniciativa.

De acuerdo con el Anuario Estadístico 2018 del Instituto Federal de Telecomunicaciones, los hogares con menor nivel de ingreso son los que destinan mayor porcentaje del gasto a los servicios de telecomunicaciones, con 8.5% en lo que se refiere a servicios fijos y 3.5% en los servicios móviles, mientras que los hogares con los ingresos más altos gastan 1.5 y 0.9% respectivamente.

El documento del grupo parlamentario del PAN explica que diferentes estudios, como los realizados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), señalaron que este gravamen puede obstaculizar los niveles de adopción, innovación e inversión en el sector, además de inhibir el crecimiento y la penetración de este tipo de servicios.

El IEPS a telecomunicaciones entró en vigor en el 2010 y estableció que los servicios de telecomunicaciones estén sujetos a un impuesto de 3% del valor total del servicio, a excepción de la telefonía rural, pública, la interconexión y el Internet.

La iniciativa se turnó a la Cámara de Diputados para su discusión.

Baja recaudación

“Estamos frente a un impuesto con una aportación muy limitada a las finanzas públicas mexicanas, que ha mostrado recaudar mucho menos de lo que anualmente se proyecta en la ley de ingresos, que contribuye a que la brecha digital permanezca o, incluso, aumente, además de que genera graves distorsiones en el sector de telecomunicaciones”, indica la iniciativa.

Datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público muestran que el IEPS a telecomunicaciones apenas representó, el año pasado, 0.19% de la recaudación de ingresos tributarios del gobierno.

Además, en el 2018 la recaudación de este gravamen siguió en picada. En comparación con el 2017, los ingresos por este IEPS cayeron 2.8% en términos reales, con lo cual hiló cinco años consecutivos con disminuciones.

El motivo por el cual la recaudación ha caído, explicó Adrián García, investigador del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria, se debe a que los servicios de telecomunicaciones, como la televisión de paga, se han abaratado.

Asimismo, otro factor es el acceso a Internet, ya que existen personas que en vez de un teléfono fijo utilizan llamadas por otros medios como WhatsApp o Facebook, los cuales no están gravados.

Por su parte, Herbert Bettin- ger, experto fiscal, estuvo de acuerdo con la iniciativa para eliminar el gravamen, debido a que poco aporta al erario público y afecta a las personas de menores recursos.

Añadió que pese a ser un IEPS —el cual pretenden inhibir o disminuir el uso o consumo de productos dañinos para la salud y medio ambiente— el gravamen tuvo fines recaudatorios que, evidentemente, no está cumpliendo.

Sin embargo, Adrián García refirió que eliminar el impuesto a telecomunicaciones, pese a su baja recaudación, podría presionar aún más las finanzas públicas del país.

Para este año, la LIF prevé que por el pago del IEPS a telecomunicaciones se obtengan 6,086 millones de pesos, apenas 0.89% más que en el 2018. Además, sólo representará 0.18% de los ingresos tributarios.

Barrera de derechos

Por otro lado, el documento cataloga al IEPS en telecomunicaciones como “una barrera a los derechos reconocidos” en el artículo 6 de la Constitución, el cual fue modificado en el 2013.

“El estado garantizará el derecho de acceso a las Tecnologías de Información y Comunicación, así como a los servicios de radiodifusión y telecomunicaciones, incluido el de banda ancha e Internet”, consigna el artículo.

En este sentido, la senadora calificó como “un total contrasentido” lo que dice el artículo 6 de la Constitución que busca el acceso a las telecomunicaciones, mientras que la Ley del IEPS las grava.

“Tan es evidente este contrasentido que, del 2014 al 2018, la recaudación anual del IEPS por este concepto ha sido negativa, pues dejaron de ingresar a las arcas los más de 13,760 millones de pesos que estaban previstos durante este periodo en las respectivas leyes de ingresos”, expone.

[email protected]