El Servicio de Administración Tributaria (SAT) dio a conocer facilidades para la facturación electrónica, las cuales tienen como finalidad que los contribuyentes tengan una mejor experiencia al momento de emitir comprobantes fiscales.

Así, atendiendo a los avances en los trabajos realizados por los contribuyentes en los últimos meses para implementar las mejoras en materia de facturación electrónica, el organismo recaudador informó que conforme a lo previsto, a partir del 1 de julio del 2017 entrará en vigor la versión 3.3 de la factura electrónica.

No obstante, los contribuyentes podrán continuar emitiendo facturas en la versión 3.2 hasta el 30 de noviembre del 2017, con el objetivo de que durante la convivencia de versiones migren paulatinamente sus procesos de facturación.

En este sentido, el SAT informó que será a partir del 1 de diciembre del 2017, cuando la única versión válida para emitir las facturas electrónicas será la versión 3.3.

Por otro lado, aseguró que la emisión de comprobantes con el Complemento de Recepción de Pagos también será opcional a partir del 1 de julio del 2017 sólo con la versión 3.3 de factura electrónica y obligatoria a partir del 1 de diciembre del 2017.

Añadió que el proceso de aprobación para la cancelación de facturas electrónicas entrará en vigor el 1 de enero del 2018 y que en los próximos días se estarán publicando los ajustes a las disposiciones fiscales correspondientes para reflejar las facilidades.

El SAT destacó que estas nuevas facilidades son derivadas del avance en la materia, pues el organismo gradualmente ha podido otorgar mejores servicios a los contribuyentes.

Tan sólo en este año, gracias a estos avances, se han instrumentado dos herramientas que facilitan el pago de impuestos a nivel de vanguardia internacional: Mi Contabilidad y la Declaración Anual. La visión del SAT es seguir profundizando en la digitalización que redunde en un beneficio permanente para los contribuyentes comentó.

Dijo que el proceso de modernización de la factura ha sido acompañado de un intenso, abierto y cercano diálogo con empresarios, contadores públicos, desarrolladores de sistemas, proveedores autorizados de certificación, cámaras, etcétera.

Ese diálogo permitirá garantizar que la modernización y simplificación de las obligaciones fiscales continúen de la mejor manera , aseguró.

Por último, el SAT reconoció el esfuerzo de los contribuyentes en la primera fase de modernización de la factura electrónica, con la actualización de los recibos de nómina digitales la cual resultó exitosa y permitió eliminar la obligación de presentar la Declaración Informativa Múltiple de Sueldos y Salarios.

Cabe destacar que cerca de 90% de los contribuyentes emisores han cumplido ya con la migración a la nueva versión.

[email protected]