Banca Monte dei Paschi di Siena, el banco en activo más antiguo del mundo, podría solicitar un rescate al gobierno italiano ante los crecientes rumores que apuntan a que la entidad no podrá cubrir su ampliación de capital, según informa Reuters, que cita a tres fuentes comunitarias conocedoras de la situación.

El banco toscano dio a conocer el pasado 29 de julio un plan de recapitalización por el que venderá una cartera de créditos dudosos por 9,200 millones y ampliará capital en 5,000 millones de euros. Sin embargo, la agencia británica revela que el valor actual del banco, algo más de 550 millones de euros, lo que representa tan sólo una novena parte del volumen de la ampliación de capital, podría desincentivar a los inversionistas.

Por su parte, el ministro italiano de Economía y Finanzas, Pier Carlo Padoan, afirmó que tomaba nota con gran satisfacción de la operación lanzada por Banca Monte dei Paschi di Siena . Sin embargo, según las fuentes consultadas por Reuters, el Estado italiano realizará una recapitalización de precaución que podría compensar la falta de capital privado de cara a la ampliación.

Monte dei Paschi ha declinado realizar comentarios, igual que el Tesoro italiano. No obstante, una fuente del gobierno aseguró que no están al tanto de que los reguladores europeos esperen esta solicitud de ayuda de la entidad.

Panorama complicado

El mismo día que dio a conocer el plan de recapitalización, la entidad obtuvo el peor resultado en el examen al que la Autoridad Bancaria Europea (EBA) sometió a 51 entidades del viejo continente, puesto que su ratio de capital básico CET1 se situaba en -2.2%, en el peor escenario previsto para el 2018 por el regulador, o en -2.4% en el caso de aplicar completamente los criterios de Basilea III; este protocolo mide la liquidez de los bancos.

En este contexto, Reuters indica que el Ejecutivo italiano se resistiría fuertemente a rescatar a Banca Monte de Paschi di Siena si los bonistas sufriesen pérdidas.

Las acciones de la entidad fundada en 1472 alcanzaron su mínimo histórico el pasado martes, al registrar el nivel de los 0.1833 euros por acción, coincidiendo con el primer día en el cargo de su nuevo consejero delegado, Marco Morelli, que sucedió a Fabrizio Viola.

No obstante, los títulos del banco transalpino experimentaron un repunte de 0.21% durante la sesión en la Bolsa de Milán, hasta alcanzar el nivel de los 0.1922 euros.

La mala situación financiera de Monte dei Paschi di Siena es debida a múltiples factores.

Entre los principales se encuentran que su gestión estuvo contaminada por intereses políticos (ya que el accionista mayoritario fue durante años una fundación bajo influencia del Partido Demócrata) y le afectó a más que a otros bancos la crisis mundial del 2008.

A esto se añadió la compra, en esa época, de la Banca Antonveneta a banco Santander, una operación de 9,000 millones de euros que resultó mal, entre otros factores más. (Con información de Expansión)