Estados Unidos aumentó la presión sobre los líderes de la zona euro para que tomen medidas decisivas pendientes a resolver la crisis de deuda de la región, sobre todo reduciendo los costos de endeudamiento de los miembros en problemas, de cara a un encuentro clave del Banco Central Europeo (BCE).

El secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, dijo que la eurozona debe tomar medidas que incluyan "disminuir las tasas de interés en los países que están aplicando reformas y asegurar que esos sistemas bancarios puedan brindar el crédito que esas economías necesitan".

Geithner indicó que Schaeuble y Draghi le habían notificado planes que estaban poniendo en marcha para solucionar la crisis, pero pidió no esperar acciones inmediatas.

"Lo que se sabe, por lo que Europa ha dicho, es que están comprometidos a hacer lo que sea necesario para mantener a la Unión Europea junta", afirmó Geithner. "Creo absolutamente en que tienen la intención de hacerlo", agregó.

Por otra parte, Geithner señaló que la crisis financiera anterior demostró que cuanto más tiempo se demora en solucionar los problemas, mayor es el costo.

"Creo que entienden eso. Ese es el motivo por el cual han indicado que están preparados para avanzar. Ahora, nuevamente, esto va a llevar tiempo", añadió.

Las expectativas de una medida importante por parte del BCE esta semana se han ido desvaneciendo tras aumentar luego de los comentarios de Draghi.