En la segunda mitad del año se planea elaborar una reforma fiscal para obtener más ingresos para las finanzas públicas del país y por ello la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) y el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF) han decidido trabajar en una agenda conjunta para proponer ideas al gobierno.

“Sabemos que se requiere una reforma fiscal en donde haya una mayor recaudación por parte del gobierno federal, estaremos muy activos en ver en qué se va ha utilizar este dinero, y desde luego en la formulación de la misma reforma fiscal de tal manera que no afecte al crecimiento de la economía, estaremos promoviendo diversos mecanismos para incentivar la inversión que son temas que nos interesan a ambas organizaciones (IMEF y Coparmex)”, dijo José Medina Mora, presidente de la Coparmex.

Por su parte, Ángel García Lascuráin, presidente del IMEF, comentó que el tema fiscal será fundamental este año y, en particular en la segunda mitad. “Nos preocupa la estabilidad de las finanzas públicas en el mediano plazo por el impacto que tiene en la estabilidad macroeconómica y una reforma fiscal nos parece ineludible, pero debería ser una reforma que promueva la inversión, la estabilidad y que contribuya al crecimiento económico”.

valores@eleconomista.mx