La mayor presión para las finanzas públicas por el lado del gasto, así como los relativos bajos niveles de inversión pública, lo mismo que el saldo en los fondos de emergencia y los pasivos contingentes del gobierno federal, hacen patente la necesidad de plantear y discutir una propuesta de reforma fiscal que fortalezca los ingresos tributarios, consideró BBVA México.

En un análisis elaborado por los economistas del banco Carlos Serrano y Arnulfo Rodríguez, se destacó que una mayor recaudación fiscal es posible a través del Impuesto al Valor Agregado (IVA) y el Impuesto Sobre la Renta (ISR) a personas físicas, lo que requeriría, en el primero de los casos, de la eliminación del régimen de tasa cero a muchos artículos, con excepción de algunos alimentos, lo que estaría justificado por regresividad impositiva.

En cuanto al aumento de los ingresos tributarios por ISR, BBVA Research expuso que podría lograrse mediante la ampliación de la base de contribuyentes en la banda impositiva mayor.

Para la institución, de no implementarse una reforma con ese fin, la trayectoria de la deuda pública como porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB), mostrará una tendencia positiva en el mediano y largo plazos, poniendo en riesgo su sostenibilidad, así como el grado de inversión en las calificaciones crediticias del país.

“Este problema se acentuaría aún más con mayores niveles de deuda pública, porque ante cualquier incremento en el diferencial (que hoy ya está en niveles relativamente elevados) entre la tasa de interés efectiva y el crecimiento económico, forzosamente se requeriría de la generación de mayores superávits primarios para mantener este cociente estable a través del tiempo”, destacó.

BBVA subrayó que si bien el gobierno cuenta con un reducido número de opciones para el fortalecimiento de los ingresos tributarios, la decisión de incrementar la base de productos gravables y/o contribuyentes no debería posponerse por más tiempo.

Incluso, señaló, la continuidad del “statu quo” fiscal, solamente haría que se desperdiciara la oportunidad de institucionalizar redes de seguridad social que pudieran ayudar a mitigar el problema de desigualdad social.

Subrayó que el gobierno federal podría proponer una reforma fiscal que gradualmente fuera incrementando los ingresos tributarios a través de una eliminación paulatina de la tasa cero del IVA o una reducción progresiva en el límite del ingreso anual para la base de contribuyentes que pagan la mayor tasa impositiva.

 

Eliminación de tasa cero, justificada por regresividad

BBVA mencionó que, un análisis del Fondo Monetario Internacional (FMI), consideró que existe un margen amplio para aumentar los ingresos por IVA en por lo menos 2% del PIB; mientras que hay algo de espacio para incrementar los ingresos por ISR a personas físicas; y poco margen para impulsarlos por ISR a personas morales.

En cuanto al IVA, el área de estudios económicos del banco detalló que impulsar los ingresos tributarios por este concepto, requiere de la eliminación del régimen de tasa cero a muchos artículos con excepción de algunos alimentos, lo que implicaría un aumento en la recaudación en por lo menos 1% del PIB.

Precisó que esta eliminación de la tasa cero estaría justificada por cuestiones de regresividad impositiva, ya que, aseguró, hay una gran variedad de alimentos que no son consumidos por las familias de menores ingresos y no causan IVA.

“De acuerdo con el presupuesto de gastos fiscales 2020, la tasa de cero a alimentos es regresiva ya que el décimo y primer decil de ingresos reciben 14.1% y 3.8% del beneficio total, respectivamente. Para el caso de medicamentos, la tasa cero es inclusive más regresiva ya que dichos deciles perciben 27.7% y 3.1%, respectivamente”, expuso.

En este sentido, consideró que se podría eliminar la exención al IVA para la mayoría de alimentos, exceptuando algunos que pertenezcan a la canasta básica, y con el monto recaudado, institucionalizar programas de apoyo dirigidos a los niveles más bajos de ingreso. “En general, los subsidios generalizados, suelen ser regresivos”.

Necesario fortalecer redes de seguridad social

BBVA agregó que para propiciar las condiciones políticas de aprobación legislativa que elimine el régimen de tasa cero del IVA, sería necesario que la reforma estuviera acompaña por un fortalecimiento de las redes de seguridad social.

Por su parte, añadió, una estrategia integral para atacar la evasión en el pago del IVA, podría representar 0.5% del PIB en recaudación adicional.

“Esta estrategia tendría como pilares fundamentales la simplificación del régimen de pequeños contribuyentes y la ampliación de la cobertura de auditorías para devoluciones del IVA”.

En cuanto al tema del ISR a personas físicas, BBVA resaltó que la desigualdad en ingresos y la informalidad, son dos factores que inciden significativamente en la relativa baja recaudación, por lo que consideró que es necesario ampliar la base de contribuyentes, lo cual podría lograrse mediante el cobro de impuestos a las actividades de negocios y servicios independientes de las personas físicas.

“Otra sugerencia que se desprende de ese análisis consiste en bajar el límite del ingreso anual para la banda impositiva mayor con el objetivo de ampliar su base de contribuyentes”.

rrg