La Procuraduría de la Defensa del Contribuyente (Prodecon) reveló a El Economista que en el periodo de enero a agosto del 2021, la figura legal de acuerdos conclusivos ha contribuido con el Servicio de Administración Tributaria (SAT) con más de 16,084 millones de pesos. En el 2020, mediante esta figura se obtuvieron 15,549 millones de pesos.

“En agosto ya rebasamos la cifra total del 2020 por más de 530 millones de pesos y aún faltan los meses de septiembre, octubre, noviembre y diciembre. Así como vamos superaremos en más de 20% anual la cantidad de ingresos, a través de la figura de acuerdos conclusivos. En favor del fisco federal”, comentó en entrevista Luis Fernando Balderas, subprocurador de acuerdos conclusivos y gestión institucional de la procuraduría.

En el periodo que va de enero al 17 de septiembre, la Prodecon ha admitido 1,507 solicitudes de acuerdos conclusivos, esto es un incremento de 16% si se compara con el mismo periodo del 2020, explicó Balderas.

“De la totalidad de asuntos en acuerdos conclusivos que nosotros tramitamos, sólo 9% corresponde a grandes contribuyentes. Todo lo demás corresponde a personas físicas (20%) y pequeñas y medianas empresas (71%)”, explicó el entrevistado.

También dentro del servicio de quejas que brinda la Prodecon es en 80% —aproximadamente— de micro, pequeños y medianos empresarios. Además de personas físicas.

Entonces, “realmente el sector que más apoyamos son los asalariados, amas de casa, jubilados, pensionados y aquellas personas que son del sector primario son quienes acuden para que les demos nuestros servicios gratuitos”, reveló el subprocurador.

Ante ello, el funcionario dejó en claro que todos los servicios que brinda la Prodecon también tienen el carácter autodenominado social-fiscal.

“Es un servicio gratuito que está al alcance de cualquier persona por cualquiera de los medios remotos o presenciales, tanto en las áreas centrales de la República como en las 30 delegaciones y, además, de oficinas desconcentradas que hay a lo largo del país”, dijo el funcionario.

El mes pasado, la Prodecon celebró el primer acuerdo conclusivo en materia de IVA respecto a la prestación de servicios digitales.

Con dicho acuerdo conclusivo, la Prodecon ayudó a recaudar a la Hacienda Pública más de 183 millones de pesos, derivado de la prestación de servicios digitales proporcionados a receptores ubicados en territorio nacional.

Límite de 12 meses para suscribir acuerdos, positivo

En la Miscelánea Fiscal 2022 se plantea una reforma al Código Fiscal de la Federación (CCF) en su artículo 69-C, que marca que el procedimiento para llegar a un acuerdo conclusivo tenga un límite de 12 meses, a partir de que el contribuyente se acerque a la Procuraduría de la Defensa del Contribuyente, actualmente no existe límite alguno.

“La reforma señala que la duración máxima que tendrá el procedimiento de acuerdo conclusivo será de 12 meses (...) lógicamente en ese periodo tendremos la posibilidad de suscribir un acuerdo conclusivo. Antes no teníamos límite, pero la realidad es que más de 80% de todas las solicitudes que han ingresado a Prodecon las resolvemos en menos de 12 meses”, dijo el subprocurador de acuerdos conclusivos.

Además, el funcionario público explicó que no habrá afectación para el contribuyente ya que esto le dará mayor certeza para aportar documentación o presentar declaraciones de pagos correspondientes.

Por su parte, la autoridad tendría que analizar lo presentado sin pedir prórrogas injustificadas.

“Esto hará más eficiente este procedimiento y motivará aún más a que se cumpla con el principio de celeridad que hemos buscado en los acuerdos conclusivos”, agregó Balderas.

La Prodecon tiene una efectividad de que en dos de cada tres procesos de acuerdos conclusivos llegan a buen puerto. Asimismo el acuerdo es inimpugnable lo cual brinda certeza jurídica al contribuyente.

Ventajas del Régimen de Confianza

La procuraduría ve con buenos ojos el Régimen Simplificado de Confianza ya que el objetivo es incentivar a las personas físicas o morales a que se pasen al lado de la formalidad por lo sencillo que será pagar los impuestos. Además, otra gran ventaja del régimen nuevo es que abarca personas físicas y morales.

“De acuerdo con datos del SAT, 10.2 millones de personas físicas declaran ingresos menores a 3.5 millones de pesos. Esto representa que 82% del total de personas físicas serán beneficiadas. En cuanto a personas morales que son 2.2 millones de personas, 96% se podrán beneficiar, siempre y cuando no rebasen ingresos por 35 millones de pesos al año”, acotó el entrevistado.

santiago.renteria@eleconomista.mx