Para este año, 36% de los ingresos que se obtengan por la recaudación de impuestos, que se le cobra a más de 54 millones de mexicanos, será destinado a las 26 dependencias del gobierno federal, dando un total de 978,730 millones de pesos.

De acuerdo con información de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), para este año el gobierno federal pretende recaudar vía impuestos 2 billones 739,366 millones de pesos, monto 14% mayor a lo que se estimó en la Ley de Ingresos de la Federación del 2016.

La dependencia que más presupuesto registra para el 2017 es la Secretaría de Educación Pública, pues se le asignaron 267,665 millones de pesos, monto que representa 9.8% de la recaudación total. Para este año, esta dependencia registró una reducción de 12% en su presupuesto, con respecto al 2016.

También está la Secretaría de Salud, a la que se presupuestaron 117,100 millones de pesos, que representan 4.3% de los ingresos tributarios para este año. Esta dependencia también tuvo una reducción en su presupuesto de 11%, con respecto a lo asignado el año anterior.

La Secretaría de Desarrollo Social contará con un presupuesto de 105,339 millones de pesos, monto que absorbe 3.8% de ingresos por impuestos. Con respecto al presupuesto que se le aprobó para el 2016, esta dependencia tendrá 4% menos de recursos.

Es decir, entre educación, salud y desarrollo social, absorben 18% de la recaudación total del gobierno federal, con un total de 490,104 millones de pesos.

Es normal que se destinen más recursos a estas dependencias, pero el problema es que no presentan buenos rendimientos en sus resultados; no existe una educación de calidad ni un buen sistema de salud; además, la mayoría de los programas de desarrollo social están mal evaluados , comentó Vidal Romero, jefe del Departamento Académico de Ciencia Política del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

Refirió que las dependencias absorben más dinero, no tanto por estar mejorando la estructura de las escuelas, de hospitales o de programas, sino porque se incrementa cada vez más la burocracia. Las dependencias siguen manteniendo nóminas muy altas que absorben una parte significativa de los recursos; casi tres cuartas partes del gobierno del sector público se va a gasto corriente .

Mencionó que el país necesita cambiar su estructura y crear un gasto público más eficaz, que se implementen mecanismos que ayuden a una mejor supervisión y rendición de cuentas. Otra opción es que si el gobierno no está dando resultados en sectores en los que se hace cargo, se deben buscar otras opciones .

A servicios personales,?1.16 billones de pesos

Los gastos que se definen en el rubro de servicios personales que se refiere a las remuneraciones de los servidores públicos, previsiones salariales y económicas para cubrir los incrementos salariales, la creación de plazas y otras medidas económicas de índole laboral tendrán un presupuesto de 1.16 billones de pesos.

Este monto representa 42% de la recaudación total que se estima para el 2017; además, significa un incremento de 3.4% con respecto al presupuesto que se destinó en el 2016.

Es ofensivo que ciertos funcionarios cuenten con gastos en celular o viáticos que no todos los trabajadores mexicanos gozan , expresó Romero.

Leticia Armenta, economista del Tecnológico de Monterrey, comentó que, aunque se han anunciado los recortes al gasto público, no queda claro dónde queda esa austeridad: Nos estamos enfrentando a una situación en la que se anuncia una medida, pero en la práctica no se ve en dónde se aplica la austeridad y esto resta credibilidad .

Piden transparencia en gasto

Expuso que es necesaria la transparencia en el gasto público, pues en el rubro de servicios personales hay un expediente de contratación el personal por honorarios, que se percibe con mucha ambigüedad porque no sabemos cuáles son las funciones de ese personal y con qué propósitos se incrementa la nómina.

Esta poca transparencia no nos permite saber cómo se asignan los recursos y cómo es que gastando tanto el gobierno, los servicios básicos del país no mejoran. Es un gobierno caro, pues no sólo se trata del Poder Ejecutivo sino también del Legislativo, Judicial y los que representan a los estados .

Para la SEP, el presupuesto en este rubro será por 101,419 millones de pesos, monto que representa 38% de su presupuesto total, en tanto el gasto en inversión apenas será por 1,688 millones de pesos.

En el caso de la Secretaría de Salud, el gasto en servicios personales para este año será por 25,666 millones de pesos, es decir, 21% de su presupuesto se va a este rubro, donde también se van viáticos y telefonía celular para los funcionarios públicos; mientras que para el gasto en inversión se destinará 4,717 millones de pesos.

La Secretaría de Desarrollo Social destinará al rubro de servicios personales 2,913 millones de pesos, monto que representa 3% de su presupuesto, en cuanto al gasto en inversión destinará 1,526 millones de pesos.

elizabeth.albarran@eleconomista.mx