Washington DC. El secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio González Anaya, se reunió con Steven Terner Mnuchin, secretario del tesoro de Estados Unidos, para hablar sobre la renegociación del Tratado de Libre de Comercio de América del Norte (TLCAN), la cual calificó como “una buena señal”.

“Tuvimos una reunión bilateral con el secretario Mnuchin temprano en la mañana. Tenemos una muy buena relación. como buenos vecinos que somos, pidió verme primero, así que eso es una señal importante por sí misma”, dijo en entrevista.

El funcionario, que tendrá diversas participaciones privadas en las Reuniones de Primavera del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, comentó que, entre los temas del TLCAN que habló con su homólogo estadounidense, estuvieron la cooperación que se ha tenido en temas financieros y los cuatro capítulos que se han discutido en las diversas reuniones que han tenido representantes comerciales de las tres naciones.

“Como secretarios de Hacienda queremos ver cómo vamos a ayudar y coadyuvar en los temas en que podemos aportar. Aquí están Ildefonso Guajardo (secretario de Economía) y Luis Videgaray (secretario de Relaciones Exteriores)”, explicó.

Al cuestionarle si existe alguna presión por concluir la renegociación del TLCAN antes de que México cambie de presidente, respondió: “Todos tenemos limitantes. Nosotros tenemos elecciones en julio, Estados Unidos y Canadá también tendrán procesos electorales este año. Estamos tratando de acomodarnos a los calendarios políticos y tratar de sacarlo. Estoy convencido de que el TLCAN le ha servido a los tres países”.

González Anaya expresó que se siente convencido de que el libre comercio no sólo ha beneficiado a México, sino también a Estados Unidos y Canadá. Aseguró que todos los países tienen buenas experiencias del libre comercio.

“En 1990, México exportaba 40,000 millones de dólares, hoy exportamos 400,000 millones de dólares, nadie se imaginó que México iba a ser una potencia exportadora de esa magnitud”, expresó.

Detalló que no se esperaba que México se convirtiera en un país fuertemente industrial, donde se fabrican automóviles, así como una industria creciente y boyante de partes aeroespaciales. “Todas estas cosas le han servido al país para crear empleos y todos nosotros estamos vestidos del libre comercio. Entonces, es un beneficio no sólo para el país que exporta, sino también para el que importa”.

MÉXICO SE BLINDA CON FONDOS DE ESTABILIDAD

Con respecto a la incertidumbre que se vive por las renegociaciones del TLCAN y de las elecciones presidenciales, González Anaya afirmó que las finanzas públicas se encuentran blindadas con el ahorro que han generado en el Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios.

“México está en una situación macroeconómica estable frente a la volatilidad natural, tenemos fondos de estabilización con recursos cercanos a 1% del Producto Interno Bruto, lo cual es bastante y nos permite enfrentar eventualidades con facilidad y nos da certeza a nosotros y a los mercados”, concluyó.

González Anaya también se reunió con sus homólogos de finanzas de Latinoamérica para hablar sobre los principales temas que atañen a la región.

[email protected]