De acuerdo con Jonathan Haskel, miembro externo del comité de política monetaria del Banco de Inglaterra (BoE, por su sigla en inglés) es demasiado pronto para empezar a endurecer la política monetaria del Reino Unido.

Haskel, dijo el lunes que el riesgo de un endurecimiento prematuro en la política monetaria podría frenar la recuperación económica, además, podría incrementar el riesgo de que la inflación supere temporalmente el objetivo de 2% del Banco de Inglaterra.

“Por ahora, una política estricta no es la política correcta (...) La economía aún no se ha recuperado por completo y enfrenta dos vientos en contra en los próximos meses: la variante Delta (del Covid-19) altamente transmisible y un endurecimiento de la postura fiscal”, señaló el funcionario del banco central.

Por otro lado, Michael Saunders, otro miembro externo del comité que anteriormente había favorecido una política flexible, señaló que podía votar para reducir el programa de compra de bonos del Banco de Inglaterra desde la reunión de agosto.

Panorama mejoró gracias a vacunación y apoyo fiscal

Haskel estuvo de acuerdo en que las perspectivas para la economía del Reino Unido eran ahora mucho más brillantes de lo que habían sido a principios de año, gracias al lanzamiento de vacunas, combinado con apoyo fiscal y monetario.

Ahora existía al menos la posibilidad de que una fuerte recuperación en el mercado laboral, combinada con una rápida digitalización, devolviera el Producto Interno Bruto (PIB) al registro prepandemia sin “dejar cicatrices en absoluto e incluso un impulso a la producción potencial”, comentó el funcionario.

Por otro lado, Heskel argumentó que las presiones inflacionarias podrían aumentar en el corto plazo, ya que la gente comienza a consumir más con la expectativa de mejores tiempos por delante, reconoció.

“Pero esto no hace necesario elevar las tasas de interés”, señaló.

De igual forma, el funcionario comentó que gran parte del aumento que esperan para la inflación, en los próximos meses será temporal y se deberá a las oscilaciones que los precios del petróleo presentaron durante el año pasado. Además señaló que la recuperación aún es frágil, y hasta ahora se había producido “bajo el manto protector” de los esquemas de apoyo del gobierno que están por caducar.

valores@eleconomista.mx