Fue un domingo para estar de pie más tiempo del que se acostumbra en el Estadio Olímpico Universitario. Entre las gradas de concreto, el poco espacio entre ellas y, en algunas zonas, la poca visibilidad del terreno de juego, los aficionados de Pumas observaron el duelo más importante del torneo al filo del asiento, algunos otros en los pasillos del inmueble.

La angustia de jugarse la calificación ante Querétaro era motivo suficiente para experimentar tensión durante 90 minutos. Y Pumas lo logró: está en la Liguilla gracias al empate 1-1 ante Gallos Blancos. Este paso significa para los universitarios regresar a la fase final después de un año de ausencia y en el primer torneo completo que dirige David Patiño.

La derrota era el único resultado que los eliminaba del Clausura 2018, y aunque el gol de Matías Alustiza, apenas a los 15 minutos, alivió el ambiente en las gradas, el empate de Querétaro a cargo de Erbin Trejo, cuando faltaban 13 minutos para el final, dejaba al equipo de Patiño frente a la tensión de conservar la ventaja en el marcador, una situación que desperdició ante Toluca, Monterrey, Cruz Azul, América, Tijuana... así, hasta dejar escapar partidos que significaron 12 puntos menos en la clasificación.

Alustiza y Castillo representaron peligro para la defensa de Gallos Blancos, alimentados por los centros y desbordes de Pablo Barrera. Fue durante el primer tiempo la mejor versión de Pumas, porque consiguieron el gol mediante un disparo de larga distancia de Matías, pero sobre todo porque siguieron buscando aumentar la ventaja en el marcador, que les permitiera administrar el encuentro.

Sin embargo, en el segundo tiempo, dos disparos a los postes por parte de Querétaro, además de un penal que atajó Alfredo Saldívar, cuando Edson Puch ejecutó su disparo a lo Panenka, comenzaron a cambiar la atmósfera del estadio. Desde entonces, se replicaron los aficionados parados sobre las gradas, restregándose la cara con las manos en cada pérdida de balón, cada error de los jugadores de Pumas.

La situación se agudizó el minuto 77, cuando Erbin Trejo anotó el empate.

“Nuestra intención fue ganar el partido desde el primer momento. No se logró, pero se consiguió la primera meta, que era clasificarnos a la Liguilla”, expresó David Patiño al finalizar el encuentro.

Una larga exclamación de alivio y un grito de alegría se combinó cuando el árbitro pitó el final del partido. El técnico de los Pumas fue el primero en abandonar la cancha, mientras en el campo comenzaron los abrazos y felicitaciones mutuas. Después de 17 jornadas, Pumas consiguió la calificación a la Liguilla en el último juego.

Ahora enfrentará a América en cuartos de final. La última ocasión que se enfrentaron ambos equipos fue en las semifinales del Apertura 2015, cuando los Universitarios se impusieron 4-3 en el marcador global.

Así se jugará la Liguilla

Quedó definida la Liguilla del Clausura 2018. A pesar de que cerró con un descalabro en Tijuana (1-0), Toluca concluyó como líder de la competencia y tendrá como rival a Morelia en la serie de cuartos de final. Monarcas, que empató 2-2 con Necaxa en su último duelo de la fase regular, sumó 24 puntos y se coló a la pelea por el título en el octavo puesto.

América, que superó en la recta final de su partido 1-0 a Santos con un penal ejecutado por Jerémy Ménez, se adueñó del segundo puesto de la tabla general con una cosecha de 29 puntos y se verá las caras con Pumas, equipo dirigido por David Patiño que no pudo pasar del empate 1-1 con Querétaro en casa, resultado que lo colocó en séptima posición con 24 unidades.

Monterrey se quedó con la tercera posición. Los rayados igualaron 2-2 en el Volcán en el Clásico Regio y con ello llegaron a 29 puntos. Su primera prueba en la Liguilla será Xolos, club dirigido por Diego Cocca que logró cortar la racha de nueve victorias consecutivas al Toluca, situación que los llevó a cerrar la temporada regular con 25 unidades en el sexto peldaño.

La última serie la protagonizarán Santos y Tigres. Los de la Comarca cerraron en la cuarta posición tras quedarse con 29 puntos luego de tropezar en el Azteca, mientras que Tigres quedó una unidad detrás de los de Torreón en la quinta posición.

Será este lunes cuando en las instalaciones de la Federación Mexicana de Futbol se decida en qué día y hora se llevará a cabo cada partido, aunque desde ahora hay que señalar que Toluca, América, Monterrey y Santos tendrán la ventaja de cerrar sus series jugando como locales.

[email protected]