En el año en el que las novatas del tenis se están convirtiendo en realidad, se ha agregado un nombre más: Paula Badosa. La española, que hizo su debut profesional en 2015, se llevó la corona de Indian Wells en un duelo en que su corta experiencia salió avante frente a los 18 años de trayectoria de Victoria Azarenka, a quien venció 7-6, 2-6 y 7-6 en la final del domingo.

Badosa nació en 1997 en un mundo repleto de moda en Nueva York, debido a que sus padres, españoles, trabajaron durante 13 años en ‘la ciudad que nunca duerme’. Cuando tenía siete regresó junto a ellos a Barcelona y empezó a formarse en el tenis con la mira puesta en una fuerte inspiración: “María Sharapova. Me gusta todo de ella. Es mi preferida, me gusta su juego, su estilo, todo. Me identifico un poco con ella y me gusta cómo es, su forma de ser”.

Con su 1.80 de estatura y sus profundos ojos verdes sobre la pelota de tenis, despegó desde 2015 cuando obtuvo el título de Roland Garros Junior frente a la rusa Anna Kalinskaya. Fue en la misma tierra batida de Francia donde logró su mejor resultado en un Grand Slam de categoría mayor al avanzar hasta cuartos de final en la edición 2021.

Su primer título del circuito a nivel senior también llegó este año, en mayo, al coronarse en el Abierto de Belgrado (Serbia), de nivel WTA 250, frente a la croata Ana Konjuh. Pero cinco meses después llegaría su triunfo principal en el Masters 1000 de Indian Wells, que le ha valido 1,000 puntos en la carrera por el cierre de año y un prize money de 1.2 millones de dólares.

Aún así, lo primero que hizo Badosa al recibir el título en suelo estadounidense fue voltear a ver a su rival y dedicarle unas palabras: “Gracias a mujeres como tú es que hoy estoy aquí. Muchas felicidades, Vika, recuerdo que cuando tenía 14 o 15 años te veía jugar en Grand Slams y le decía a mi entrenador que quería ser como tú, así que muchas gracias y felicidades por tu trayectoria”.

En su camino al título, la catalana nacida en Nueva York dejó fuera a Ons Jabeur, Angelique Kerber, Barbora Krejcikova, Cori Gauff y Dayana Yastremska. Entre Azarenka, Kerber y Krejcikova suman seis títulos de Grand Slams, pero todas ellas sucumbieron a la incesante potencia de Badosa durante Indian Wells 2021.

Además, la pupila de Jorge García se ha convertido en la primera española en proclamarse campeona en el desierto californiano tras las dos finales perdidas por Conchita Martínez en 1992 (contra Mónica Seles) y 1996 (contra Steffi Graf). Por su parte, Arantxa Sánchez Vicario logró ser semifinalista en los años 1995 y 1997.

Gracias a este triunfo, Badosa se ha colocado como la tenista número 8 con más puntos en la temporada, llegando a un total de 3,112 y se ha posicionado como seria candidata a participar en el WTA Finals de Guadalajara durante los primeros días de noviembre.

Paula superó en el ranking a la tunecina Jabeur, a la japonesa Naomi Osaka y a la ucraniana Elina Svitolina, pero aún se encuentra detrás de la también española Garbiñe Muguruza, de la griega Maria Sakkari y de la polaca Iga Swiatek, recordando que cuatro jugadoras ya clasificaron al torneo que se disputará en México (Ashleigh Barty, quien ha mantenido en duda su participación; Aryna Sabalenka; Barbora Krejcikova y Karolina Pliskova).

En cuanto al ranking general de la WTA, Badosa también ha encontrado este año su mejor posición en la historia al llegar al puesto 11, mientras que otras dos participantes de Indian Wells que se van con el mejor registro de su carrera son la estadounidense Jessica Pegula (27) y la también española Sara Sorribes (35).

kg