La selección de futbol de Brasil enfrentará a sus pares de Irak, dirigido por el brasileño Zico, en un amistoso el 11 de octubre en Suecia, y cinco días después se medirá a Japón, anunció la Confederación Brasileña (CBF) en el portal oficial de la Copa del Mundo 2014.

El partido contra los Samurais azules será en el estadio Miejski de la ciudad polaca de Vratislavia, precisó el organismo.

Irak, en la posición 78 del ranking de la FIFA, busca clasificarse para el Mundial-2014 en Brasil. Marcha cuarto en el Grupo B de la eliminatoria de Asia y precisa quedar entre los dos primeros de la llave para pasar a la próxima fase.

El combinado iraquí viene de caer 1-0 contra Japón, el pasado martes en Saitama, por la tercera fecha de la cuarta ronda de la eliminatoria asiática.

La canarinha, dirigida por Mano Menezes y duodécima en el ranking de la FIFA, disputará el miércoles en el estadio Serra Dourada de Goiania el partido de ida del denominado Superclásico de las Américas contra Argentina, un rival de respeto que afrontará el amistoso con jugadores que actúan en el torneo local.

El partido de vuelta será el 3 de octubre en Resistencia (provincia de Chaco, Argentina).

Brasil, que la pasada semana goleó 8-0 a la modesta selección de China en un amistoso en Recife, no disputa la eliminatoria sudamericana por su condición de anfitrión de la Copa del Mundo de 2014.

En la era Menezes, que empezó en julio de 2010, la selección brasileña ha disputado 28 juegos, con 18 victorias, cinco derrotas y cinco empates, sin contar los Juegos Olímpicos de Londres en los que la verdeamarela se quedó con la medalla de plata tras perder la final ante México.

EISS