El ciclón Nora se degradó a tormenta tropical este domingo frente a las costas mexicanas del Pacífico, después de tocar tierra el sábado en Jalisco como huracán, reportó el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC).

"La tormenta tropical Nora se mueve hacia el noroeste cerca de la costa del oeste central de México" y provoca "fuertes lluvias e inundaciones" en el sureste y occidente del país, reportó en su último informe el NHC.

Tras su paso por México, un menor de origen español murió y una mujer está desaparecida en Jalisco, informó este domingo el gobierno local.

El menor había desaparecido al colapsarse un hotel de Puerto Vallarta donde se encontraba, informó en un comunicado el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro.

Tras las operaciones de búsqueda, "el menor ha sido localizado sin vida", reportó Alfaro. La familia de la víctima vive en Puerto Vallarta desde hace siete años, precisó.

Por otro lado, la Unidad de Protección Civil informó en un comunicado que "los ríos Cuale y El Pitillal se desbordaron, teniendo como consecuencia la desaparición de una mujer que fue arrastrada con su vehículo".

Alrededor de las 15:00 horas del domingo, Nora se localizaba a 135 km de Mazatlán (Sinaloa) y a 300 km de Cabo San Lucas (Baja California Sur).

Se desplazaba hacia el noroeste a 20 km/h, con vientos máximos de 110 km/h, detalló el NHC.

Continuará moviéndose "en paralelo y muy cerca de la costa de México" durante los siguientes días, apuntó.

El ciclón se convirtió en huracán la madrugada del sábado y tocó tierra como categoría 1 en la escala de Saffir-Simpson (de 5) por la noche en las inmediaciones de Tomatlán, Jalisco.

El gobierno de Jalisco reportó este domingo que "se han intensificado las labores de apoyo en los municipios costeros, principalmente en Cihuatlán, en donde alrededor de 500 casas se han visto afectadas por el desbordamiento del arroyo El Pedregal, en San Patricio, Melaque y Villa Obregón".

Ante la presencia del meteoro, la secretaría de Marina Armada de México mantiene cerrados los puertos de Mazatlán (Sinaloa), San Blas (Nayarit) y Puerto Vallarta (Jalisco).

También provocó cortes en la luz eléctrica y en carreteras de Jalisco por la caída de árboles y deslaves.

Las autoridades mexicanas mantienen además el despliegue de socorristas a lo largo del litoral ante las pronosticadas lluvias torrenciales de 150 a 250 milímetros en Nayarit y Sinaloa, y de 75 a 150 mm en Baja California Sur.

Adicionalmente, estiman vientos con rachas de 110 a 130 Km/h, oleaje de 4 a 6 metros y trombas en las costas de Nayarit, Sinaloa y en el sur del Golfo de California.

El fin de semana pasado otro huracán, Grace, impactó en Veracruz como categoría 3 en la escala Saffir-Simpson y provocó la muerte de al menos 11 personas en ese estado y su vecino, Puebla.

kg