Tomando como lema la frase “Menos es más”, Adolfo Segura y Mauricio Martínez se lanzaron con el corazón en la mano a la creación del Primer Encuentro de Artes Escénicas Mínimo, que tendrá lugar del 31 de mayo al 3 de junio en el Foro Castalia del Seminario de Cultura Mexicana.

El encuentro pretende acercar al público con artistas y colectivos que comparten una visión del espectáculo basado en recursos escenográficos y de producción austeros, lo cual no significa que sean de baja calidad o menos sorprendentes.

Adolfo y Mauricio pensaron que era momento de volver a lo básico, lo cual permite al espectador enfocarse en la expresividad y originalidad de las propuestas escénicas y las historias que se cuentan. Por otro lado, cuando los recursos son escasos, ya sea por crisis económica o falta de presupuesto, los artistas resuelven sus propuestas con mayor creatividad.

“En los medios estamos acostumbrados a ver producciones enormes y pensamos que si no hay gran producción no vale la pena. Así que decidimos desarrollar un concepto atractivo y sencillo para la gente. Y eso es lo que estamos manejando. Los que se presentan deben usar pocos recursos materiales y escenográficos. En el encuentro tendremos música, teatro y danza”, nos dice Adolfo, director y productor de Mínimo.

El encuentro está compuesto por siete presentaciones, la entrada es libre. La primera tendrá lugar el jueves a las 8 de la noche; es un monólogo llamado La periodista, con la actuación de Ana Cordelia Aldama, presentado por Ánima Teatro, que se desarrolla en un metro cuadrado y tiene por protagonista a una mujer que está recluida en una celda de castigo de una cárcel de máxima seguridad.

El viernes 1 de junio a las 8 de la noche se presentará el espectáculo de danza Malevolence, un show que gira en torno al desplazamiento de las mujeres en Colombia a consecuencia de la guerrilla. El montaje cuenta con recursos audiovisuales que acercan al público con la acción.

El sábado habrá dos espectáculos, por un lado, a las 12 del día estará la mezzosoprano Verónica Alexanderson con una obra llamada Juguemos a la ópera en la cual la cantante explica a los niños qué es la ópera y cómo se conforma, y les brinda todos los elementos para que no la vean como algo aburrido. Y por el otro, a las 5 de la tarde estará presentándose un espectáculo musical con la cellista Natalia Pérez Turner y el ejecutante de música electrónica Andrés Solís; ambos dialogarán desde sus respectivas trincheras.

Por último, ese mismo sábado, pero a las 8 de la noche, se presentará el montaje Negro de humo, una obra que ganó el festival universitario de teatro de la UNAM; una propuesta introspectiva que nos va llevando por diversos pensamientos contradictorios que cruzan nuestra mente y cómo los resolvemos.

Para el domingo a las 5 de la tarde tendremos De la vida secreta de los gatos, un espectáculo de teatro de papel que plantea la idea de los mundo paralelos. El encuentro cierra con el grupo Sací, un grupo multinacional con gente de Colombia, Panamá, Brasil, Argentina y México, quienes hacen un recorrido por la música brasileña.

“Estamos buscando sentar un precedente para que se realice todos los años, y que se vuelva semillero de nuevos talentos y una vitrina para ser vistos. Que sea una plataforma de nuevos talentos, primero locales, luego nacionales, y en un futuro, pensar en gente que venga de fuera. Se trata también de que la gente se acerque a la cultura para que vea que no es aburrida. Suena como muy romántico, pero esto lo hacemos por amor al arte, por el gusto de hacerlo de decirle a la gente ‘despierten, que vamos a regresar a lo básico’”, concluyó Adolfo.

@faustoponce